Las 15 cosas que nadie te dirá cuando te vas a vivir con tu pareja

Comenzar a vivir sola con tu pareja tiene pros y contras que a veces ni te imaginas. Aquí hicimos una lista de ellos para que no te tomen por sorpresa y si ya diste ese gran paso entonces seguro te sentirás identificada.

1. No tienes sexo todo el tiempo. Es difícil de creer pero la calentura se va más rápido de lo que piensas, tal vez el factor

2. Puede ser que extrañes tu espacio personal (con locura)

3. Compartir todos los espacios, hasta el baño, hará que a veces tengas que aguantar olores ajenos.

4. Es muy probable que te sea difícil mantener la línea ya que el antojo de uno va a ser de dos y se les hará muy fácil pedir una pizza, sushi, salir por tacos.

5. Las peleas hacen que la situación se ponga incomodísima y no sepas a qué parte de la casa irte y si decides salirte, seguro estarás más arrepentida cuando vuelvas.

6. Si te gusta el espíritu de las celebraciones pero a tu pareja no o viceversa, llegará el momento donde tu lugar esté adornado aunque no te guste.

7. La verdad es que nadie es monedita de oro y no todos sus amigos o amigas te caerán bien. Pero ni modo, también es su hogar y no las puedes correr.

8. Probablemente las manías que no tenías se te peguen de tu pareja inconscientemente, como dejar una montaña de ropa o dejar la tapa del baño arriba, al principio te molestarás, pero puede ser que pronto te veas haciendo lo mismo.

9. La limpieza siempre será un tema de discusión, como decidir quién lavará los trastes, barrerá, doblará la ropa, entre otras cosas, así que te recomendamos llenarte de paciencia y tomar las cosas con calma.

10. Compartir la cama tendrá sus pros, como que siempre dormirán calientitos (esto lo agradecerás en temporada de frío). En cuanto a los contras están los ronquidos, adueñarse de la cama, jalar todas las cobijas o querer ser sigiloso pero hacer lo contrario.

11. Hablando de música si a ti te gusta el reggaetón y a tu pareja no o viceversa es probable que te pida que le cambies. O cuando le toque poner algo que no disfrutas, sufrirás.

12. Tu cartera lo agradecerá al dividir los gastos de la casa.

13. Algo muy importante es que cada que te enfermes habrá quien te consienta con muchos apapachos o llevándote un té a la cama.

14. La confianza hará que ya no te importe si tu pareja te vea desarreglada ya que dejará de ser como las primeras veces que se veían y te súper producías. Hay tanta confianza que puedes andar en pijama y con camisón.

15. Si tienen una mascota la podrán cuidar muy bien entre los dos. Se van turnando quién le da de comer, de beber, pasear (en caso de que sea necesario) y darle de comer.

Por último lo mejor de todo, es que puedes compartir tu espacio con la persona que amas. ❤️️

Fuente buzfeed

Te recomendamos: Joven pide matrimonio a su novia con ayuda de Netflix (VIDEO)