¡A la rica siesta!

¡A la rica siesta!

¡A la rica siesta!

Este verano dedícate al descanso y disfruta de un lujo que no te puedes permitir durante el resto del año: la siesta. Nada más terminar el postre, túmbate en la hamaca y disfruta. Tu cuerpo te lo agradecerá.
La mejor hora para echarse la siesta es a primera hora de la tarde, ahí se cumple la mitad de la jornada desde que nos hemos levantado, menos para los más dormilones que se levantan a las 12. En ese momento es cuando notamos un especial cansancio y somnolencia.Los especialistas recomiendan aprovechar al máximo la siesta, especialmente la primera semana de vacaciones. Así conseguimos recuperar todo el déficit de sueño que tenemos acumulado.Según prescripción médica, la siesta no se debe prolongar más de 20 minutos. Sin embargo, si tenemos intención de salir por la noche hasta muy tarde, cuanto más larga sea la siesta, más tiempo aguantaremos sin dar cabezadas.