Adiós a los malos hábitos

Adiós a los malos hábitos

Adiós a los malos hábitos

Como bien dice el refrán, "más vale prevenir, que curar". Pues bien, esta máxima de sobra conocida por todos, es también aplicable a los cuidados de belleza. Esto es, aunque tengas entre 20 y 30 años, es recomendable por ejemplo, que utilices productos adecuados para tratar problemas que aún no existen (arrugas, patas de gallo etc)Por otro lado, saca de tu vida ciertos malos hábitos: falta de sueño, consumo de alcohol o tabaco, exposiciones excesivas al sol, mala alimentación etc. Todos ellos, aunque a priori no se note, son factores que influyen directamente en la salud y la belleza de nuestra piel.Así por ejemplo, esta edad es necesaria una media de entre siete y ocho horas de sueño. Las razones son obvias y concluyentes: los músculos faciales ?en continuo movimiento durante el día- recuperan energía y se relajan durante la noche. Además las horas de sueño incrementan la luminosidad de la piel, que se oxigena.