Cirugía estética en verano

Cirugía estética en verano

Cirugía estética en verano

Entre el 15 y el 20 por ciento de los pacientes de cirugía estética decide operarse en verano para aprovechar las vacaciones y quedarse en casa para recuperarse de la intervención sin tener que dar explicaciones en el trabajo.Hay dos picos frecuentes de cirugía, la primavera y cada vez más el verano. Se está viviendo un aumento del número de cirugías en los últimos veranos independientemente de la crisis económica que estamos sufriendo", ha explicado el director médico de Clínica Londres, el doctor Agustín Ramos.Los pacientes que optan por someterse a estas operaciones durante la época estival son personas que van a remodelar alguna parte de su cuerpo y prefieren reincorporarse a su trabajo una vez superada la fase postoperatoria; lo que permite obtener un beneficio en su imagen tanto facial como corporal de la forma más natural posible y sin interferir en su vida laboral.Las características del paciente que se somete a operaciones de cirugía estética en verano responden a dos perfiles bien definidos. Según Ramos, se trata de, por un lado, "mujeres de 25 a 40 años que son autónomas, independientes, que prefieren aprovechar esta época del año para que no interfiera en su trabajo" y, por otro lado, "hay otro perfil de chicas más jóvenes de 18 a 24 años que aprovechan las vacaciones de sus estudios".