Los 10 mejores secretos de belleza de Cleopatra

La reina falleció el 12 de agosto del año 30 antes de Cristo, pero su legado está más vivo que nunca

Cleopatra, la última reina de Egipto tomaba largos baños de inmersión en leche y miel. Esta faraona se preocupaba por su aspecto y guardaba muy bien sus secretos para que nadie la imitara.

En la historia universal, existen mujeres hermosas y Cleopatra, punto y aparte. Grabados y dibujos hallados dan testimonio de que su encanto radicaba en sus trucos de belleza, más que en su maquillaje.

La reina falleció el 12 de agosto del año 30 antes de Cristo, pero su legado está más vivo que nunca. Aquí sus más efectivos trucos de belleza.

  1. El más popular, baños de leche y miel. La leche tiene propiedades hidratantes y su combinación con la miel ayuda a recobrar la elasticidad. Cleopatra iba más allá, dándose baños de leche de cabra para conservar su juventud.
  2. El antiacné. Hervía un puñado de poro y mezclaba el agua resultante con leche de cabra y un poco de azúcar, creando un exfoliante natural perfecto para eliminar células muertas e imperfecciones.
  3. Carne de ternera. La reina Cleopatra colocaba trozos de carne de ternera encima de la piel para mantener el cutis terso.
  4. Agua de rosas para los párpados. Se dice que los cuidaba de la luz solar y los lavaba 3 veces a lo largo del día con un preparado de agua de rosas.
  5. Aceite de almendras para las pestañas. Las frotaba suavemente con aceite de almendras para hacerlas crecer rápidamente.
  6. Mirada penetrante. Para conferirle un aire felino a sus ojos, los perfilaba con un polvo oscuro fabricado a partir de sulfuro de plomo conocido con el nombre de galena.
  7. El antiarrugas. Jugo de cebolla, 40 gramos de miel blanca, 40 gramos de lirio blanco y 40 gramos de cera fundida.
  8. La clásica, mascarilla de pepino. Utilizaba pepinos en rodajas, crema de leche batida, aceite de oliva y miel.
  9. Piel de ensueño. La legendaria belleza de Egipto mezclaba miel, bicarbonato de sodio, sal de mar y aceites esenciales, los dejaba reposar 20 minutos y luego se aplicaba el resultado como exfoliante.
  10. La efectiva, una mascarilla de semen. Se colocaba una ligera capa de semen en el rostro por algunos minutos y después lo retiraba con agua.