Cómo aplicar los polvos bronceadores correctamente

Aplicación de polvos bronceadores

No necesitas ser una experta, todo es cuestión de práctica.

Una forma de lucir la piel más oscura sin necesidad de exponerte al sol son los polvos bronceadores. ¡Conseguirás un bronceado perfecto!

Los tonos que más abundan en este tipo de cosméticos son los colores tierra, marrones, naranjas, etc. Puedes elegir el que mejor se adapte a tu piel, y no tienes que tener ningún miedo a mezclarlos, es más, muchos ya vienen en varios colores para dar más juego.

A continuación te damos los pasos básicos que debes seguir para lucir un bonito bronceado:

Al ser unos polvos de maquillaje debemos aplicarlos con un tipo de brocha determinado, en este caso del tipo Kabuki. Esta brocha se caracteriza por tener una forma redonda y un mango muy corto.

Recogemos una pequeña cantidad y después de sacudirlo lo extendemos con movimientos circulares en los laterales de la frente, en las mejillas y la barbilla. Asegúrate de que están bien difuminados. Pasa la brocha por el cuello para que no haya un contraste excesivo con el tono de la cara.

Importante:

–          No apliques el producto con mucha fuerza, esto para evitar manchas fuertes. Debes hacerlo suave para difuminarlo de manera uniforme.

Escoge para el día unos polvos que sean mates ya que queda mucho más natural. Para la noche puedes optar por unos con algo más de brillo. Conseguirás un perfecto look de fiesta.

También podría gustarte