Cómo quitar un tatuaje de henna

Cómo quitar un tatuaje de henna

Los tatuajes de henna son muy fáciles de quitar, ¡no te preocupes!

El tatuaje de henna es aquel que no penetra en las capas de piel, es temporal y no duele. Si tú te hiciste un tatuaje de henna, pero ya te aburriste de tenerlo o simplemente no te gustó, entonces te diremos cómo puedes quitarlo fácilmente.

  • Remojar y dejar reposar la zona tatuada en agua caliente es una opción para hacer que se borre más rápido. Lo caliente abre los poros de la piel y consigue que la tinta se deprenda con mayor facilidad.
  • Cuando tengas la zona en remojo, aprovecha para aplicar un gel de ducha exfoliante en el tatuaje y frota la zona con una esponja.
  • Otra solución para quitar un tatuaje de henna es preparar una mezcla de aceite de oliva y sal gruesa para elaborar un exfoliante casero sin dañar la piel. Moja el área tatuada, aplica y extiende la mezcla sobre la mancha de henna y, luego, retírala con una toallita húmeda.
  • El agua oxigenada también puede servirte para deshacerte de la tinta del tatuaje de henna. Empapa un algodón en agua oxigenada y frota la zona tatuada. Procura no causar irritación en la piel.
  • Otros métodos conocidos para quitar los tatuajes de henna es aplicar una capa de pasta de dientes sobre la zona para blanquear la piel o preparar una mezcla de jabón y zumo de limón.

¡Listo! Ya no verás más ese tatuaje.