Cuida tu mirada

Cuida tu mirada

Cuida tu mirada

Tus ojos son tu ventana al mundo, pero también una zona muy vulnerable donde del paso del tiempo deja sus huellas impresas. La piel del contorno de ojos es frágil y la hacemos trabajar constantemente. Al día parpadeamos nada menos que 10.000 veces, así que no es de extrañar que, los problemas se acumulen en esta zona. Te contamos algunos trucos:Si tienes bolsas, es probable que haya retención de líquidos. Una crema con activos descongestionantes, aplicada mañana y noche, ayuda a drenar la zona. Por otro lado, si tu problema es de ojeras has de tener en cuenta que, en ocasiones aparecen por una congestión vascular que hace que el riego sanguíneo en esa zona sea lento y otras obedecen a un exceso de pigmentación. Una buena ayuda son las cremas y geles de contorno de ojos, que activan los capilares sanguíneos del área ocular.En cuanto a las patas de gallo, cabe decir que la expresividad, los gestos repetitivos, los excesos solares y el paso del tiempo son los responsables de su aparición. Por eso es muy importante mantener hidratada y flexible esta zona.