2005-10-13 10:59:17 Por: Redacción

Cuidados para los niños

Salud y belleza deben cuidarse todo el año

Cuidados para los niños

Cuidados para los niños

La hora del baño debe ser algo más que un momento de higiene. Desde muy pequeñitos, ha de convertirse en un placer. Pero la piel de los niños es más frágil que la de los adultos y se seca con facilidad. Por eso no convienen los baños demasiado largos ni calientes, y no hay que olvidar cubrirlos con crema una o dos veces al día.El masaje es una buena forma de calmar a los niños inquietos y de reforzar los lazos afectivos. Con la ayuda de un aceite de aroma agradable, acaríciale empezando por la tripita, con movimientos circulares, y siguiendo por la espalda, el cuello, las piernas (insiste masajeando la planta de los pies) para ir luego a los brazos, acabando en las manos. Simplemente tomarle de la mano y trabajar su palma con el aceite ayuda a que se sienta seguro y querido.Si tiene problemas en la piel, conviene vigilarle muy de cerca para poder saber cuál es la causa más frecuente de los brotes de alergia.La higiene dental es fundamental, incluso con los dientes de leche: de su cuidado dependerá la salud de los dientes futuros. Desde pequeño debe aprender a cepillarse bien. Si el niño se empeña en tragarse la pasta de dientes, es conveniente usar una infantil.Protege su piel del sol. Es el mejor seguro de salud que se les puede hacer. Por eso los cuidados no deben extremarse sólo durante el verano, sino siempre que vayan a estar expuestos, algo frecuente en un país tan soleado como el nuestro.Cuidado con la obesidad infantil. Dale una dieta variada, elimina la comida basura en la medida de lo posible y potencia los juegos activos y las actividades físicas que les diviertan y les ayuden a relacionarse.Cuando las hormonas empiecen a hacer de las suyas, (cosa que ocurre casi de repente) y los granos hagan su aparición, incúlcale a tu hijo o hija una rutina de limpieza adecuada. Si bien es cierto que la mayoría de esas espinillas desaparecen con la edad, las marcas no se van nunca. Si el problema es de acné, no está de más acudir a un dermatólogo.El olor corporal aparece a la vez que los granos. El remedio infalible es: agua, jabón y desodorante. Y ropita limpia en cada puesta.CUIDADO CON LOS PIOJOSCon la vuelta al cole llega otra vuelta mucho menos deseada: ¡la de los piojos! Esos parásitos suelen ser un daño colateral en el retorno a las aulas. La mejor solución es que peines al niño con una liendrera una vez por semana. Como medida de prevención, conviene disminuir la temperatura de la nuca. Puedes optar por cortarle el pelo o, en el caso de tener melena, hacerle dos coletas.

En caso de contagio, extiende la precaución a la ropa de cama, las toallas y demás prendas. Lávalas a 50 grados y desinfecta los peines dejándolos 10 minutos en agua hirviendo. Conviene hacer una revisión y un segundo tratamiento a los siete días.RECUPERAR EL RITMO DE SUEÑODurante las primeras semanas, a los niños les cuesta adaptarse de nuevo a un ritmo de sueño normal. Los champús y los geles con efecto relajante son una buena ayuda, especialmente, si les explicas que les van a ayudar a quedarse dormidos. ¡La capacidad de autosugestión infantil es tan poderosa como los activos tranquilizantes de la lavanda o la manzanilla!

Dale un baño con agua templada durante 15 minutos, esto les relaja y les induce al sueño. El mismo truco a la inversa funciona para despertarles por la mañana. Diles que un gel tiene efecto revitalizante y revigorizante, les animará muchísimo.LA PIEL MÁS SENSIBLEEn los meses más fríos del año, la piel de los niños se resiente y los eczemas e irritaciones pueden hacer acto de presencia. No es de extrañar, el sistema térmico de su piel no funciona a pleno rendimiento hasta la adolescencia y requiere apoyo extra.

Cuando salgan a jugar al exterior, aplícales una crema hidratante y nutritiva en el rostro.LABIOS FRÁGILESLa piel de los labios es muy frágil porque no tiene ni melanina ni glándulas sebáceas. Con el cansancio, el frío y el aire de las calefacciones, es fácil que se pelen y se escamen. Evítalo, aplicándoles un bálsamo labial.

Compra uno de color o con aromas y sabores. A las niñas les encanta tener su propia barra de labios.SOL DE INVIERNOTodas estas recomendaciones se multiplican cuando llega la semana blanca, con un añadido extra: el sol invernal. La protección es tan importante como en verano, aunque muchas veces los padres no están pendientes de sus peligros en invierno.

Es vital que ellos mismos sean conscientes de que deben usar crema solar antes de lanzarse pista abajo.Stefanie Milla

Comentarios
Cuidados para los niños