Despedida por sus pechos nuevos

Despedida por sus pechos nuevos

Despedida por sus pechos nuevos

Todo empezó cuando una trabajadora de la empresa Conde Nast, propietaria de revistas como “Vogue” o “Glamour” quiso enseñar sus pechos recién operados a sus compañeras de la revista de novias “Brides”. El departamento de Recursos Humanos se enteró y la despidió por desnundarse en el trabajo.El revuelo no ha hecho más que empezar. Así, el diario neoyorkino “The Washington Post” ha difundido hoy la noticia, que ha dejado a más de uno con la boca abierta. Según este rotativo la trabajadora, después operarse los pechos, decidió mostrar el resultado a dos compañeras, que estaban muy interesadas en ver el resultado. La empleada asegura que cerró la puerta de la oficina antes de abrirse la camisa, y se defiende asegurando que ella siempre lo hizo a puerta cerrada y que lo hacía de forma íntima con sus amigas y que no hubo ningún desnudo. Por su parte, el abogado de la acusada, ha calificado la situación de “sorprendente si se tiene en cuenta el tipo de imágenes que se publican en las revistas del grupo Condé Nast”.