La dieta secreta de Vicky

La dieta secreta de Vicky

La dieta secreta de Vicky

Extremadamente delgada y empeñada en seguir así, Victoria Beckham cuida su anatomía con el mismo empeño que cuida sus preciados “manolos” y sin que nada ni nadie le estropee su dieta “milagrosa”, que ningún médico aconsejaría, pero que ella practica fielmente, según me cuenta quien bien lo sabe.
Desde que se fue a Los Ángeles, las crónicas del corazón españolas han perdido a una de sus musas, pero, como dice la canción que la distancia no es el olvido, he aquí que, entre las manías que cultiva la esposa del futbolista, una de las más curiosas sea su original forma de alimentarse. De los siete días de la semana, Victoria se organiza de la siguiente manera: tres días a base de verdura, dos sólo con fruta, uno para el pescado y el séptimo para la carne. Durante su estancia en Madrid, Victoria conoció el placer del jamón ibérico y de ahí que el día de la carne se entregara en cuerpo y casi en alma al pata negraque degustaba sola o en compañía de sus amigas durante las meriendas que organizaba en su casa y donde nunca faltó el cóctel de champán regado con Grand Marnier o algún gin-tonic para variar. Porque, si en el asunto de la comida es espartana, en lo de la bebida se permite muchas más licencias y de ahí que su casa siempre sea una fiesta. A Victoria la pierde un chupito más que un pincho de tortilla y es que en ciertas cosas se nota que es muy “british”.