Enciende la mecha en tu cabello

Enciende la mecha en tu cabello

Enciende la mecha en tu cabello

Ya puedes teñirte o colorearte el pelo sin salir de casa. Lo único que tienes que hacer es elegir tu tono preferido.MultitonosCon esta elección, conseguirás darte color y hacerte mechas sin poner un pie en la calle.- En el mercado, existen dos fórmulas: o bien packs que incluyen dos coloraciones (una para el color de base y otra para las mechas) o bien kits para hacerse solamente las mechas.

– Una de las ventajas es que no se va con los lavados.

– Suele incluir amoniaco, que ayuda a fijar el color.

– Permite modular el resultado final a medida, según se apliquen más o menos o sean de diferente grosor.

– Es importante hacer mechas extremadamente finas, de apenas tres o cuatro pelos, para evitar así que queden demasiado marcadas, a no ser que éste sea el resultado deseado.PermanenteEs el tradicional tinte que cumple las siguientes características:- Permite un cambio de color total.

– Si el cabello es natural, se consigue aclarar hasta cuatro tonos aplicando directamente la coloración. Si se tiene el cabello teñido, es imprescindible decolorar previamente.

– No se va con los lavados. Al no desaparecer, conlleva un efecto raíz y requiere retoques a medida que crece el cabello.

– En su composición, incluye amoniaco y otro tipo de revelador que permiten que el color se fije.

– Cubre las canas por completo.SemipermanentesSe la conoce también como tono sobre tono y potencia el del cabello dándole más intensidad y más brillo.- No aclara ni cambia el color, sólo lo hacen más vivo.

– Contiene muy poco o nada de amoniaco, por lo que es más suave con el cabello.

– Como es del mismo tono que el color de base, no se sufre el efecto raíz, y, además, desaparece gradualmente a las seis semanas.

– No cubre el cabello blanco por completo, solamente disimula las primeras canas, que pueden quedar como mechas o reflejos de tono más claro.DirectaLlamada no permanente, son variaciones y reflejos sobre el color de base.- Aporta reflejos y oscurece el tono.

– Sin amoniaco, por tanto, daña menos el cabello que la coloración permanente.

– Sólo cubre un 30% de canas, que quedan como mechas, pero más claras.

– Cuanto más poroso esté el pelo, más intenso será el resultado final.

– Dura una media de seis a ocho lavados y no crea efecto raíz.

– Aporta un extra de pigmentos.Las reglas de oro- Tinte sobre tinte no aclara. Puede aclarar hasta tres tonos un cabello natural, pero nunca uno coloreado.

– Conviene hacer pruebas de alergia, especialmente si existen antecedentes.

– El cabello coloreado se torna más poroso y más frágil. Aunque las nuevas coloraciones son cada vez más suaves, desde el primer tinte el pelo perderá suavidad y necesitará más cuidados que si no hubiera sufrido ninguna.

– Siempre hay que respetar un periodo de dos semanas entre cualquier coloración y otro tratamiento capilar químico, como una permanente o un alisado.

– Nunca se debe aplicar sobre un pelo con henna o con coloración progresiva. Los resultados son insospechados.

– Queda totalmente prohibido usarla en el cuerpo (como por ejemplo, para el vello) y desde luego, nunca en los ojos, para las pestañas.Tres principios básicos1-El revelador o mordiente es un compuesto, que casi siempre incluye amoniaco, que se mezcla con el tinte, para que éste pueda penetrar y fijarse en el interior del cabello.

2-El decolorante. Oscurecer el cabello es sencillo, pues basta con añadir un tono más intenso. Pero aclararlo es más difícil. Y para eso se utiliza, ya que para aclarar, antes hay que decolorar.

3-La duración. El tono de una coloración permanente suele perder intensidad porque con los lavados se van parte de los pigmentos, sobre todo, en los rojizos. En los tonos rubios sobre oscuros, lo común es que viren a naranja.Trucos de profesional- Para que las puntas no queden más oscuras. El tinte es más intenso allí donde el pelo es más poroso, como en las puntas. Para que el pigmento no sea más fuerte en esa zona, lo mejor es aplicarsela sobre raíces y medios y dejar las puntas para los últimos 10 minutos.

– Para que ser rubia no acabe con el pelo. Si quieres evitar la deshidratación de los decolorantes, date la coloración sólo en la raíz durante 20 minutos y, pasado ese tiempo, extiende el color por todo el cabello.

– Para un tono más claro sin recurrir al tinte. Elige las mechas, que se pueden aplicar de forma muy discreta, con apenas unos reflejos en torno al rostro. Cada tres aplicaciones, añade algunas más oscuras.Stefanie Milla