10 malos hábitos que te hacen menos atractiva

Existen rasgos en común que a muchos nos parecen interesantes y otros que provocan el efecto contrario. La siguiente lista es sobre estos últimos, es decir, sobre los 10 hábitos que te hacen menos atractiva según una serie de estudios compilados por el diario The Independent.

  1. Dormir poco. La falta de suficiente descanso tiene efectos en la piel, los movimientos, el humor y hasta el pensamiento de la gente. Por eso, si alguien duerme poco es probable que no resulte demasiado atractivo para los demás.
  2. Mala alimentación. Algo similar ocurre con la alimentación. Cuando no comemos bien estamos de mal humor y nuestro cuerpo también manifiesta ciertos cambios. Es mejor lucir bien con ayuda de una alimentación saludable.
  3. Lucir apática. Aunque a algunas personas el look malvado les parece atractivo, es natural que nos inclinemos por quienes nos inspiren confianza y no miedo o intimidación.
  4. Tener una mala postura. Las personas con una buena postura son más atractivas que las encorvadas, tensas o contraídas, que dan un aspecto de inseguridad y descuido. Lo ideal es lucir una figura estirado y largo, como expandida.
  5. Estrés. Lucir estresada no es muy atractivo, e incluso se relaciona con poca fertilidad en el caso de las mujeres. Así que mejor mantente relajada.
  6. Feliz, pero no exagerada. Es más atractiva una persona que luce feliz de manera natural que alguien que pretende serlo con gestos exagerados. Mantente alejada de las poses.
  7. Poco sentido del humor. Siempre es atractiva una persona que hace reír y que saber reírse.
  8. Pereza. La gente que es floja o perezosa es menos atractiva, pues la proactividad se reconoce como un valor positivo y muchas personas prefieren estar activas que en la monotonía.
  9.  

    No cuidar tu olor. Desde un aspecto muy evidente (deben ser pocas las personas que encuentran atractivo un mal olor) hasta uno más complejo (como las feromonas), los olores de las personas determinan gran parte de su atractivo. En este sentido solo nos queda mantener cierta higiene y esperar que nuestra genética juegue a nuestro favor, pero elegir un buen perfume no está de más.

  10.  

    Ser deshonesta. La gente que no es honesta es poco atractiva, mientras que la gente sincera tiene mejores resultados en sus relaciones. Por eso, recomendamos ser lo más natural posible y mostrarte siempre como eres.