Incluye bicarbonato en tu rutina de belleza. ¡Un aliado muy económico!

En la belleza y cuidado personal no solo influye el dinero para invertir en tratamientos, cremas y demás, también hay que ser creativa para disfrutar de los beneficios y destacar nuestros encantos. En tu alacena puedes encontrar los mejores aliados para la piel, el cabello y hasta los dientes. El económico bicarbonato de sodio es un producto que conocemos por sus usos en la cocina y en la salud, pero que  afortunadamente también ofrece beneficios en la belleza.

Aquí un poco de sus usos:

Como exfoliante.

El bicarbonato te permitirá eliminar los excesos de células muertas y todas aquellas suciedades que se van acumulando por el día a día.

Solo agrega unas gotas de agua a dos cucharadas de bicarbonato, da un ligero masaje a tu rostro y limpia con abundante agua tibia. ¡Maravíllate de los resultados!

Como mascarilla de limpieza profunda del cabello.

Olvídate del cabello opaco y sin vida. Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio en el champú y aplicarlo con suaves masajes en el cabello, dejando reposar por 10 minutos. Enjuaga y disfruta de un cabello más limpio y fresco.

Despídete de rodillas y codos resecos.

Combina un poco de bicarbonato a tu crema hidratante diaria para dar masaje a estas zonas resecas y ásperas. Limpia con agua tibia y apapáchalos con crema hidratante.

Sonrisa perfecta. 

Este es un ingrediente muy eficaz para blanquear los dientes de manera natural. Mezcla un poco de bicarbonato de sodio con agua y una pizca de sal y posteriormente utiliza la pasta resultante para cepillar tus dientes y eliminar las manchas.

Desodorante natural.

Entre las propiedades del bicarbonato de sodio destaca su poder para neutralizar los malos olores, por lo que se recomienda para reducir el mal olor tras la transpiración. Puedes aplicarlo en pasta en las axilas.