Manicura en casa

Manicura en casa

Manicura en casa

Unas manos cuidadas son un claro ejemplo de una persona que aprecia la estética, que se cuida. Como en el día a día contamos con poco tiempo para ir a salones de estética, aprende a hacerlo tú misma.Una de las formas más naturales de pintar las uñas es mediante la manicura francesa, muy utilizada por las famosas. Es una manera muy sencilla y práctica que ofrece una elegancia inigualable.Podrás seguir los pasos en tu propia casa. Solo debes asegurarte de tener todos los utensilios necesarios: base transparente de uñas, esmalte blanco y de porcelana, rosita claro, melocotón, ambos sin nácar y mejor si son específicos para manicura francesa. Por último, las pegatinas especiales para dar la forma de media luna en la punta de la uña. Si por el contrario, no tienes en casa estas pegatinas puedes hacerlo con un truco casero. Adhiere un trozo de celo, esparadrapo, de forma que el extremo superior de la uña quede despejado. Así con esmalte blanco se puede pintar el borde de la uña que está libre.El primer paso es limpiar bien las uñas con quitaesmalte y después, con un palito de naranja, retirar las cutículas hacia atrás. Después hay que cubrir las uñas con la base transparente para que quedan protegidas y dure más la manicura.Una vez seca la capa transparente, dar una capa de color porcelana o el que se elija y a continuación pegar las pegatinas en las uñas, dejando libre la punta. Con el esmalte blanco, hay que pintar la parte que ha quedado libre y dejar secar.Lo más idóneo es dar una única capa de blanco para no crear relieve que pueda acabar estropeando la manicura. Finalmente dejar secar muy bien las puntas para poder retirar las pegatinas. También puedes aplicar un esmalte de uñas endurecedor.