La horrible verdad sobre la industria del maquillaje de imitación

Seguramente has visto que en redes sociales se está vendiendo maquillaje de marcas de lujo a precios sumamente económicos. Tal vez haya llamado tu atención, o incluso hayas adquirido alguno de ellos, pero ¿sabes cuál es el origen de los productos que estás aplicando en tu rostro?

La industria de maquillaje cada día expande más sus horizontes; tan sólo se estima que para el 2020 su crecimiento global sea 6.4%, alcanzando ganancias de 675 billones de dólares. Desafortunadamente, a la par también crece el mercado de los cosméticos de imitación.

Algunas de las marcas de maquillaje más falsificadas son Mac, Bobbi Brown, Urban Decay y Kylie Cosmetics. El origen de estos productos de imitación provienen en su mayoría de laboratorios improvisados en China que no tienen los más mínimos estándares de calidad e higiene.

Investigaciones han revelado que los cosméticos de imitación contienen cantidades alarmantes de plomo, cianuro, arsénico, mercurio, berilio y cadmio (elementos cancerígenos). Por si fuera poco, también se han detectado restos de materia fecal de rata en los cosméticos, debido a las condiciones de insalubridad del lugar donde se producen.

Riesgos de usar maquillaje de imitación:

– Envenenamiento

– Quemaduras químicas

– Infecciones oculares

– Erupciones cutáneas

¿Cómo evitar caer en la industria del maquillaje falso?

El primer consejo es evitar comprar maquillaje en páginas de dudosa procedencia o tiendas no autorizadas. Si ya lo hiciste, lo importante ahora es revisar las etiquetas. La industria del maquillaje falso se empeña únicamente en imitar los empaques, así que identificar sus productos podría ser complicado.

Existen algunas aplicaciones gratuitas que pueden ayudarte a hacerlo: Dirty, Good Guide, y Skin Deep Cosmetics. Sólo debes escanear el código de barras, y la aplicación leerá los componentes para clasificar el producto.

Si prefieres identificar la originalidad de tus cosméticos a simple vista, te sugerimos ver el siguiente video en el que el vlogger Martin Catalogne compara productos originales y su versión de imitación.

Recuerda que…

Aunque el maquillaje de imitación es sumamente barato, si no puedes adquirir cosméticos de lujo, es mucho mejor comprar productos de belleza de marcas accesibles, pero oficiales. Recuerda que tu salud es mucho más importante que una marca de renombre.