Melena bonita también en verano

Melena bonita también en verano

Melena bonita también en verano

Estamos todo el día en la playa, en la piscina o en el monte. Tomamos el sol, nos bañamos en el mar. Cada cierto tiempo aplicamos la crema sobre nuestra piel para protegerla, pero, ¿quién se acuerda del pelo? Cuando llegamos a casa está reseco y algo descolorido.Los rayos UV también afectan a nuestro cabello de la misma forma que a nuestro cuerpo, con una salvedad, el pelo no tiene capacidad de recuperación. Si lo exponemos mucho al sol se deshidrata, pierde color, se reseca, e incluso puede llegar a quemarse. Tan solo esperando a que crezca, recuperaremos el brillo anterior.Para evitar un pelo frágil y feo cuando volvamos de vacaciones, tenemos que protegerlo en todo momento con tratamientos solares específicos. Media hora antes de exponerte al sol, aplica una gran capa del protector por todo pelo, de esta forma, la estructura capilar se mantendrá a salvo de los rayos solares. Después, lo mejor es recurrir a un producto reparador para tenerlo hidratado. Así todo, también podemos utilizar sombrillas, pañuelos o gorras, imprescindibles cuando no tenemos la crema a mano.