¡Morderse las uñas un mal hábito!

¿Onicofagia? Ese es el nombre que se le da al mal hábito de morderse las uñas continuamente, y este se puede presentar en todo tipo de persona sin importar la edad. Se dice que este padecimiento es psicológico.

¿Pero por qué nos mordemos las uñas?

Existen varios factores que pueden ser los causantes de este padecimiento: preocupaciones, nervios, ansiedad, tristeza, enojo, miedo, entre otros.

Esto puede también ser asociado con el hecho de tranquilidad o liberación por parte de la persona por acontecimientos relevantes que le pasaron en ese momento.

¿Cómo evitar morderse las uñas?

En primer lugar se debe detectar cuál es el motivo que origina dicho padecimiento. Posterior a ello, se trabaja en esas áreas en específico y se trata de ayudar modificando ciertas conductas.

¿Qué consecuencias tiene?

Sin duda este mal hábito trae consecuencias: las uñas forman parte esencial de las manos y son como una carta de presentación de nosotros mismos, por ello es importante cuidarlas y mantenerlas siempre en buen estado. Si las muerdes su apariencia puede ser terrible y no tan buena, lo que puede generar problemáticas, en primera instancia estéticas, además sociales, psicológicas y emocionales.

Sigue estos consejos para dejar de morder tus uñas:

  1. Mantén tu boca ocupada: Un buen aliado será la goma de mascar, pues el tener la boca ocupada evitará que lleves tus manos hacia ella.
  2. Uñas postizas: Esto sin duda es una fácil y rápida solución para evitar que muerdas tus uñas.
  3. Esmalte: Además de las uñas postizas, el cubrirlas con esmalte o con algún tipo de gel evitará que las muerdas.
  4. Autocontrol: Debes de ser fuerte y tratar de dejar este horrible hábito: sé constante, y cuando intentes o quieras hacerlo piensa en otra cosa o ponte a hacer algo para evitar que lo hagas.