2005-09-20 17:59:01 Por: Redacción

Para cuidarte cada día

Ejercicios de mantenimiento en casa

Para cuidarte cada día

Para cuidarte cada día

Mover el cuerpo no sólo es bueno para la moldear la figura, sino que es imprescindible para tener buena salud. Si no tienes tiempo para ir al gimnasio o para practicar un deporte porque tu estilo de vida te lo impide, puedes realizar en casa estos ejercicios que te proponemos, sin gran esfuerzo.La musculatura, así como el sistema cardiorrespiratorio, necesitan estímulos para mantenerse fuertes. Como la vida que llevamos actualmente la mayoría de nosotras es bastante sedentaria, para mantenernos en forma necesitamos realizar alguna actividad física extra, ya sea en casa, en un gimnasio, o practicando algún deporte, por lo menos, dos o tres veces por semana.Cuánto más ejercicio hagamos, más mejorará nuestro cuerpo, pero sólo hasta cierto punto. Al incrementar la actividad aumentamos simultáneamente el estrés que sufren las articulaciones, el esqueleto y la propia musculatura. Muchos gimnasios nos proponen programas como si todos fuéramos deportistas, cuando sólo queremos estar "un poco mejor". Otras veces hemos vuelto a realizar alguna actividad física después de un largo periodo de inactividad y hemos pretendido hacer en una sesión todo lo que no habíamos hecho en los últimos años. Esto es peligroso, ya que el cuerpo no está acostumbrado a recibir tal cantidad de estímulo y no puede reaccionar correctamente ante él. El ejercicio ha de tener una progresión gradual y hemos de ir aumentado el esfuerzo poco a poco, ya que si no, corremos el riesgo de lesionarnos.En este programa te ofrecemos, por una parte, unos ejercicios escogidos para seguir un entrenamiento equilibrado en el mínimo tiempo posible y por otra, unos movimientos de progresión que podrás realizar sin riesgo de lesionarte. Estamos seguras de que, si te pones a ello, te sentirás mucho mejor.TijerasTumbada boca arriba con la espalda y el tronco en el suelo, flexiona las rodillas y colócalas por encima del pecho. Muy lentamente, baja una pierna hacia el suelo. Deja la otra pierna arriba siempre. Tienes que apretar fuertemente el abdominal para que la zona lumbar no se levante del suelo. Cambia de pierna hasta que hayas hecho el ejercicio 10 veces con cada una.Roll upSentada con las rodillas flexionadas, los hombros hacia atrás y los omoplatos hacia abajo, aprieta el abdominal y baja el tronco lentamente hacia el suelo unos 15 centímetros. Pon las manos en los muslos para ayudarte cuando flaquees y también para poder subir a la posición inicial. Haz 10 repeticiones.La "V"Tumbada boca arriba con las rodillas flexionadas y las piernas muy altas, por encima del pecho, aprieta el abdominal. Baja ambas piernas unos pocos centímetros hasta que notes una ligera tensión en el abdominal, pero sin sentir dolor en la zona lumbar. Mantén esta postura 20 segundos, respirando tranquilamente todo el tiempo.La planchaTumbada boca abajo con los codos y antebrazos en el suelo y los hombros relajados y hacia atrás, aprieta el abdominal hasta que el ombligo se levante del suelo. Mantén esta postura unos 30 segundos, y repítela cinco veces.Por Valerie Foldvary

Comentarios
Para cuidarte cada día