Las prendas adelgazantes ¿sirven de verdad?

Cada vez más firmas de ropa se apuntan a la moda de las prendas reductoras, así que tienes mucha variedad para elegir.

¿Sabías que existen prendas de ropa inteligentes? Tan inteligentes que hasta estilizan nuestra figura y nos ayudan a decir adiós a esos kilos que nos sobran.

Se trata de prendas adelgazantes. ¿Cómo funcionan? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Dónde podemos adquirirlas?

Las prendas adelgazantes son de gran ayuda, pero no nos engañemos porque tampoco hacen milagros. Es decir, no esperes a adelgazar de la noche a mañana tan solo por llevar este tipo de ropa, si no vigilas tu dieta y realizas ejercicio físico.

Los componentes de estas prendas adelgazantes son importantes, los leggins o las fajas reductoras están impregnados por dentro (la parte que está en contacto con nuestra piel) de diferentes sustancias drenantes (microcápsulas) que pueden contribuir a tersar la piel y a reducir ligeramente la celulitis o piel de naranja.

Los compuestos más utilizados en estas prendas, además de las populares coenzimas y minerales bioactivos, son:

La cafeína: muy utilizada en los cosméticos adelgazantes, puesto que puede contribuir a la quema de grasa.

El té verde, que posee cualidades drenantes y antioxidantes.

La viña roja: también utilizada para tratar la insuficiencia venosa, los problemas de circulación, las varices… La viña roja puede ayudar también a estimular la circulación sanguínea.

La arcilla: empleada en otros productos (como las mascarillas faciales de arcilla verde), se presenta como polvo biocerámico que activa la circulación y desobstruye el tejido.

La centella asiática: conocida también en Asia como la “hierba de los tigres”, ya que se dice que los tigres heridos se frotan en ellas para curar sus heridas. Esta planta posee cualidades antioxidantes y puede reducir la aparición de varices.

La manteca de karité, que suaviza y nutre la piel.

En resumidas cuentas: estas prendas ayudan a mejorar el aspecto de nuestra piel, pero no hacen milagros.