¿Sabes cada cuánto debes cambiar tus cosméticos?

Tal vez nunca lo habías notado, pero la mayoría de los cosméticos no tienen fecha de caducidad impresa. Eso no significa que jamás expiren, así que debes estar muy atenta para saber cuando un producto de belleza ya no es bueno para tu piel.

La base de maquillaje líquida es uno de los cosméticos que más utilizamos. Normalmente este producto tiene una duración de entre 6 y 12 meses. ¿Cómo saber que debes deshacerte de tu base de maquillaje? Cuando notes que tenga un color más claro, o cuando se separe el líquido en capas.

A la base de maquillaje le sigue el polvo compacto. Aunque este usualmente nos dura más tiempo no significa que expire más tarde que tus demás cosméticos, así que debes cambiarlo cada 24 meses, o cuando la superficie comience a verse brillante y tenga un mal olor. Lo mismo aplica para el blush o rubor.

El rímel o máscara de pestañas es uno de los cosméticos que debe cambiarse con más frecuencia, pues tiene una duración de 2 a 3 meses únicamente. ¿Por qué expira tan rápido? Porque el rímel se seca en muy poco tiempo, y al ser un producto que entra y sale del contenedor tantas veces, es propenso a llenarse de bacterias que pueden provocarte una infección. Es por eso que debes cambiar tu rímel y evitar compartirlo.

Los productos de belleza que se aplican en los labios, como los gloss y lipstick usualmente tienen una duración que va de uno a dos años. Debes sustituir tu lipstick cuando lo notes seco, y el gloss cuando se ponga más pegajoso que de costumbre.

Recuerda que…

Aunque no uses tus productos de belleza todos los días, cada uno de ellos tiene una vida útil determinada. Así que no te arriesgues y reemplaza tus cosméticos cuando sea necesario.