Si tienes piel grasa, esto te interesa

La piel grasa es frecuente en la cara y en el cuero cabelludo. Aparece cuando las glándulas sebáceas producen sebo de forma excesiva.

Tener piel grasa no es impedimento para lucir un maquillaje de impacto. Sencillamente se trata de controlar el brillo del rostro.

La piel grasa es frecuente en la cara y en el cuero cabelludo. Aparece cuando las glándulas sebáceas producen sebo de forma excesiva.

La zona T, la frente y la nariz, son las víctimas preferidas de la piel grasa. Es generalmente heredada, aunque también se puede deber a cambios hormonales, el periodo, el embarazo o la menopausia.

Vamos por partes, primero algunos remedios caseros para controlar la piel grasa:

  1. Maicena. Mezcla entre una y tres cucharadas de maicena con agua tibia suficiente para formar una pasta. Aplica frotando el rostro y deja secar. Luego enjuaga con agua tibia.
  2. Manzana. Mezcla media taza de manzana pisada con media taza de avena cocida, clara de huevo y una cucharada de jugo de limón. Arma una pasta y aplica en el rostro por 15 minutos, luego enguaja con agua fría.
  3. Yema de huevo. Una mascarilla de yema de huevo ayuda a secar la piel y reducir los aceites. También puedes aplicar la yema de huevo con un hisopo en las zonas grasas específicas. Deja que la yema de huevo actúe por 15 minutos y luego enjuaga.

Y ahora, vamos a ponerle color al rostro:

  1. Delineador y mascara waterproof. Así evitarás que se corran. Evita a toda costa los delineadores en crema o gel, ya que estas texturas son más difíciles de controlar con piel grasa.
  2. Polvo traslúcido, tu mejor aliado. Es ideal para sellar tu maquillaje y reducir el brillo que provoca la grasa sobre la piel.
  3. Hojas de papel de arroz, la maravilla. Este material absorbe la grasa sin arruinar tu maquillaje, así que nunca salgas de casa sin ellas.

Y, por supuesto, aliméntate sanamente. Sin duda, eres lo que comes (y lo que bebes).