Mejora la piel de tu rostro con vinagre de manzana

En tan sólo 5 días podrás notar una diferencia muy positiva en la piel de tu rostro utilizando un ingrediente bastante común en cualquier hogar, y si el tuyo es la excepción, es muy fácil de conseguir. Hablamos del vinagre de manzana, y si te estás preguntando si te quedará mal olor en el rostro al usarlo, no te preocupes, pues sólo lo usarías como tónico de limpieza durante las noches y el olor prácticamente desaparece después de secarse. Además, el olor es un precio bastante bajo a cambio de los grandes beneficios que te ofrece:

¿De qué forma mejora la piel de tu rostro el vinagre de manzana? ¡De muchas formas!: El vinagre de manzana es rico en un tipo de compuestos llamados alfa-hidroxiácidos, que nos permiten eliminar las células muertas de la piel. Gracias a esto, estimulamos la circulación sanguínea y la oxigenación de esas zonas donde la pigmentación ha cambiado, ya sea por el paso del tiempo, o por la presencia de una marca o cicatriz. Así, en poco tiempo podrás notar un tono más claro y parejo en la piel de tu rostro.

Este ingrediente también ayuda a nivelar el nivel de grasa en la piel, combate el acné y otras infecciones limpiando tu piel a profundidad, afina los poros y elimina toxinas.

¿Como utilizar el vinagre de manzana? Si ya te decidiste a gozar de los múltiples beneficios de esta sencilla técnica de limpieza, lo único que necesitas es una torunda de algodón y un poquito de vinagre de manzana orgánico. El detalle de que sea orgánico es importante pues debemos usar vinagre de manzana sin refinar, crudo, orgánico, sin filtrar y sin pasteurizar. Es bastante fácil de conseguir, pero si no lo encuentras, no pasa nada. Puedes utilizar el normal siempre y cuando lo diluyas (una parte de vinagre de manzana por cada tres partes de agua) pues puede ser muy agresivo para tu piel aunque te brinde los mismos beneficios.

Lo único que tienes que hacer es empapar el algodón en el vinagre de manzana antes de irte a dormir durante 5 días para combatir las manchas de tu rostro y enjuagarlo a la mañana siguiente. Si lo que buscas es mejorar tu problema de acné, puedes usar la misma técnica pero dejándolo 10 minutos en el rostro y luego enjuagarlo para después utilizar tu crema hidratante de siempre. Sigue con el tratamiento durante 15 días y luego descansa otros 15 para que tu piel no genere una costumbre y puedas seguir gozando de tan buenos resultados.