Cómo recalentar la comida y que no pierda su sabor

La noche del 15 de septiembre se pasa entre bailes, gritos, cuetes y comida, mucha comida, tanta que lo más seguro es que para el siguiente día tendrás que volver a echarte un plato de aquel pozole que preparaste o algún platillo típico de la gastronomía mexicana. O mejor dicho, para mañana habrá recalentado.

Pero ¿realmente sabemos cocinar bien el recalentado? Pues mientras unos dices que los alimentos agarran un mejor, otros más no es de su agrado porque no les gusta su sabor pero la verdad es que todo depende de la manera en la que lo hayamos vuelto a preparar.

Así que para tener un excelente recalentado para tu familia, te recomendamos seguir estos consejos para que el rico pozole que preparaste no pierda su sabor.

Puedes usar el microondas: Pues aunque no lo creas, este aparato es muy usado para poder calentar todo nuevamente y de manera rápida.

Inventa más platillos: Estamos seguros que podrás ingeniártelas para que de la comida que te sobró salgan otros platillos más exquisitos. Por ejemplo, si hiciste pambazos y te sobró parte de la papa, puedes muy bien hacer unas deliciosas quesadillas.

Todo a fuego lento: Si bien, lo tuyo no es calentar en el microondas y prefieres el caliente fuego de tu estufa, tendrás que calentar todo con calma para que los sabores no se pierdan y al contrario, sea aún más rico.