Frases para el Día de la Cruz Roja

Cruz Roja española

¡Felicidades a todos los de la Cruz Roja!

El 8 de mayo se celebra el Día Internacional de la Cruz Roja, fecha que se hace en honor al fundador suizo Jean Henri Dunat.

La Cruz Roja tiene como misión es proteger la vida en situaciones de guerra, tragedias, sismos, maremotos, inundaciones. Su misión fundamental es prestarle atención médica, comida, vestido, y refugio, sin condición social, económica, de raza o credo.

Te dejamos algunas frases para que agradezcas a aquellas personas que salvan vidas.

“Ser de la Cruz Roja es ayudar al prójimo, aliviar su dolor, sanar sus heridas, luchar en el abismo de la muerte para proteger la vida”.

“Ser de la Cruz Roja es tener los ojos de Dios a nuestra espalda cada vez que la hora de la verdad se presenta, cada vez que sentimos estallar las venas al fluir de sangre, cuando nuestro corazón se agita al correr hacia el fuego, forzar una puerta o plegar una línea”.

“Ser de la Cruz Roja es sentir seca la garganta ante la frialdad con que la muerte envuelve a sus víctimas; más aún cuando éstas no tienen otra maldad que la de una travesura”.

“Ser de la Cruz Roja es distinguir el ulular de las sirenas a la distancia y sentir el pecho latir con firmeza por llegar a tiempo para brindar nuestra ayuda”.

“Ser de la Cruz Roja es no saber de descansos, es una comida sin terminar, un trabajo a medio hacer, una cita sin cumplir, o una fiesta sin festejar; es amanecer entre llamas, humo y ropas empapadas; es tiritar de frío junto a la tibieza de los motores; es dejar a un ser amado para ayudar a uno jamás conocido”.

“Ser de la Cruz Roja es integrar una familia hermanada por el anhelo de servir y unida por la paz que tienen las almas de las personas que en este mundo de egoísmo e intereses mezquinos, arriesgan lo más valioso que poseen para ayudar al prójimo”.

“Ser de la Cruz Roja es saber que la batalla nuevamente está ganada, cuando la frescura del anhelado vapor nos envuelve en su densa blancura, y algún novato nos empapa más aún con una cortina de niebla, presumiendo que el oxígeno nos falta”.

¿Y tú cómo agradeces a los de la Cruz Roja?