5 pasos para desintoxicarte de las redes sociales

Estamos tan inmersos en las redes virtuales que parecería que le damos más importancia a nuestras publicaciones virtuales que a nuestra vida real. Los smartphones se han convertido en parte fundamental de nuestra vida cotidiana, ¡no podemos imaginar un solo día sin ellos! Sin embargo, el uso constante del celular limita nuestra creatividad y nos desconecta de nuestra realidad. Por ejemplo, si lo primero que haces al despertar por la mañana es checar tu Facebook y lo último que actualizas antes de dormir es tu Instagram, y durante todo el día no puedes desconectarte de Whatsapp, es probable que tengas una adicción a las redes sociales y necesites de una pronta desintoxicación:

  1. Borra las aplicaciones de tu celular. Seguramente te pasas gran parte actualizando los feeds primero de Facebook, luego de Twitter, Instagram, para regresar a Facebook otra vez, y el ciclo continúa.  Además de ocupar espacio en la memoria, son un gran distractor, así que no te haría mal eliminarlas de tu celular.
  2. Desactiva las notificaciones. Si decides no borrar nada de tu smartphone, por lo menos desactiva las notificaciones. No necesitas estar enterada de todo lo que sucede con todos tus conocidos todo el tiempo, ni tampoco informar siempre lo que haces con publicaciones que sólo te quitan tiempo.
  3. Deja tu celular en casa. Aunque esto puede sonar como una tortura, lo creas o no, te sentirás más libre. Quizás no puedes hacer esto porque necesitan localizarte o porque tu celular te sirve como agenda, pero si no hay nada que te lo impida, no dudes en olvidarte un rato del aparato.
  4. Pide a un amigo que cambie las contraseñas. Si de plano no tienes la fuerza de voluntad para alejarte de las redes sociales, pide a alguien de confianza que cambie tus contraseñas, pero asegúrate que sea alguien que sepas no te dará la contraseña por más que le ruegues, de otra forma no funcionará. Te sentirás ansiosa por no poder entrar a tus redes sociales, pero verás cómo poco a poco irás alejándote de ellas.
  5. Busca otras actividades. Sin duda estarás tentada a checar tus redes sociales por mucho que intentes alejarte de ellas. Por eso debes buscar otras cosas que hacer, puedes leer un libro, aprender a cocinar o hacer un deporte. ¡Hay miles de opciones! elije alguna que en verdad logre distraer tu atención de la ansiedad y recuerda que hay una vida real allá afuera que no necesita ser publicada en todos lados.