Decoración monocromática

Decoración monocromática

Decoración monocromática

Los colores cobran gran importancia a la hora de decorar el hogar. La tendencia común es mezclar varios para darle viveza y alegría a la casa, pero no es la única opción. La decoración monocromática se caracteriza por el uso de un solo color y aunque, en principio, se entiende como demasiado conservadora, si se utiliza con estilo da un toque chic a la casa.Es una opción moderna y crea una sensación de armonía en la casa. El truco es usar un mismo color, pero jugar con las distintas tonalidades. Otro aspecto imprescindible para tener en cuenta son las texturas, hay que combinarlas para crear un espacio agradable. Si se mezclan diferentes tonos y texturas romperás con la característica más incómoda de esta decoración, la monotonía.La monocromía, además de aportar un ambiente apacible, ayudará a resaltar los complementos de la casa. Focaliza la atención en los elementos decorativos. Lo ideal es que una vez elegido el color y decorada la casa con él, se utilicen elementos que resalten. Un ejemplo muy recurrido es colocar una mesa de madera que destaque en el centro del salón, pero puedes probar con otros detalles. Opta por un cuadro llamativo, una lámpara o un jarrón que destaque entre el color y rompa un poco con el ambiente.Es recomendable meditar bien la elección del color ya que va a inundar nuestro hogar. Hay que evaluar la luz, los muebles, el espacio_para optar por un color acorde a nuestro hogar y gustos. Aunque cabe cualquier color, la monocromía en decoración suele utilizar el blanco o la gama de colores del marrón-beige. De todas formas, puedes probar con otros y crear un espacio vanguardista e innovador.