Fuentes de jardín

Fuentes de jardín

Fuentes de jardín

Numerosos parques se sirven de este gran invento para trasladar hasta ellos el apacible fluir de este líquido que destila vida y su sonido recrea una simbiosis perfecta con el entorno natural. ¡Anímate y pon una fuente en tu jardín!Las fuentes son elementos que ayudan a atraer la atención y a hacer que todas las miradas se centren en ellas convirtiéndose en las protagonistas absolutas del jardín. Por su agradable sonido y por embellecer el entorno, una fuente es una buena propuesta para ornamentar y romper la monotonía en el jardín.Las fuentes con surtidor oxigenan el agua, existen numerosos modelos de bombas sumergibles para que el agua circule a través de un circuito cerrado.Con una estructura de piedra y adosadas a la pared pueden ser buenas opciones. Respecto a las formas, encontrarás multitud de modelos en jardinerías y tiendas especializadas, date una vuelta por allí y quédate con la que más te guste.Otra opción: los estanquesSi tu jardín es de esos que evocan un paisaje rústico no puede faltar el agua. Los estanques son la forma más fácil de poder gozar de este elemento vital, sin embargo si lo que buscas es que corra el agua en tu parcela prueba a improvisar con cascadas o arroyos, la sensación del movimiento del agua es muy gratificante y además la vegetación proliferará de una manera sorprendente.Puedes aumentar las especies y plantar aquellas típicas de las zonas húmedas, acostumbradas a estar permanentemente en un entorno mojado como las calas, los papiros de agua, nenúfares etc. Embellecerán el terreno y pondrán una nota de distinción al paisaje.