Habitación infantil

Habitación infantil

Habitación infantil

La llegada de un bebé a casa supone muchos cambios, entre ellos, habilitar una habitación para el recién nacido. Puede parecer una tarea sencilla, pero si se pasan por alto ciertas pautas con el tiempo podemos darnos cuenta de que hemos hecho una mala inversión.Aunque los primeros meses el bebé dormirá en una cuna en la habitación de los padres, es recomendable tener preparada la habitación a su llegada. Debemos elegir, si es posible, una habitación fresca y que permita la ventilación, aunque sin corrientes de aire.En la habitación hay que tener un cambiador, una cuna, una cama, que se usará posteriormente, un parque y juguetes que sirvan de estímulo para el bebé. Debemos colocar estos elementos de forma que dejemos un espacio para el juego y el esparcimiento. Para el suelo es mejor optar por un material antideslizante y fácil de limpiar para evitar caídas y trabajo extra.Los muebles de la habitación se recomiendan en colores neutros y aportar el color en las paredes. Los colores más recurridos son el azul, rosa, verde, amarillo etc, pero puedes experimentar. Para no hacer un desembolso elevado, se suele utilizar papel con decoraciones infantiles.Otro aspecto muy importante es el techo. Es un detalle que a veces pasa desapercibido, pero el bebé mira durante mucho tiempo hacia esa superficie. Existen muchas opciones, entre las más arriesgadas, pintarlo de otro color o hacer dibujos. Sin embargo, hay opciones más económicas como pegar estrellas adhesivas u otros motivos, y así conservar el techo en perfecto estado.Hay que repasar los riesgos que pueden tener algunos de los muebles para el pequeño. Debemos examinar cajones, tapas, puertas_para determinar cuáles pueden suponer un peligro cuando crezca y adecuarlos con tiradores de seguridad u otros sistemas. A la hora de pasar de la cuna a la cama es mejor colocar un colchón duro para que el menor pueda apoyarse y subir con facilidad. Por último, debemos recordar que hay que ser prácticos y usar en toda la decoración de la habitación materiales y tejidos fáciles de limpiar.