Madera maciza

Madera maciza

Madera maciza

Los muebles de madera maciza otorgan gran elegancia a las estancias del hogar y proporcionan un aire cálido y acogedor a los ambientes. Existen numerosas variantes de la madera, como el roble, el nogal, la haya o el wengé, aunque hay que tener en cuenta que cada una tiene sus ventajas y desventajas.Aunque la madera maciza brinda calidad a los muebles, es una opción algo más cara que otras. Esto se debe a que provienen del tronco del árbol, es decir se trata de piezas naturales, sin ningún tipo de tratamiento. Generalmente, este material se asocia a los muebles clásicos:-Teca: se suele utilizar con más frecuencia en exteriores e interiores. Es una madera de gran finura y fácil de trabajar. No es corrosiva y resiste a termitas y hongos. Resiste a la humedad sin requerir pintura ni barniz.-Wengé: madera muy oscura que se utiliza actualmente combinadas con piezas en otro color. Es apta para puertas, ventanas, escaleras, revestimientos, molduras, rodapiés, frisos y parquet. Sus acabados son finos, de calidad y resistentes, ya que su dureza retrasa el proceso de secado y minimiza el riesgo de deformación.- Haya: queda muy bien con un diseño oriental. Hoy en día la madera de haya ha sido incorporada en la industria del mueble de diseño, anteriormente solo se recurría a ella para oficinas o muebles infantiles.-Maderas exóticas: proporcionan un aire romántico a la habitación. La mayoría de ellas son obtenidas de raíces, árboles poco comunes. De ahí que sean más caras.