El placer de dormir

El placer de dormir

El placer de dormir

El bienestar diario depende en buena medida de las horas que dediquemos a dormir. También influye el lugar en el que lo hagamos. Así, tener en casa el colchón más adecuado a nuestras necesidades, asegurará que nuestro descanso diario sea el necesario.Así, la evolución de los tradicionales colchones de muelles o de espuma ha sido imparable, desembocando en dos grandes productos a tener en cuenta; el látex y los viscoelásticos. Los muelles y la espuma quedan relegados puesto que se trata de colchones que no se adaptaban al contorno de nuestro cuerpo y generalmente no permiten un descanso continuo.Los colchones de látex tienen gran resistencia al hundimiento y un tacto suave muy adaptable al cuerpo, por las propias características del material en que están hechos. Su firmeza es media/alta y generalmente son aconsejables para quien no soporte colchones duros y le guste una acogida suave que elimine al dormir la presión sobre los músculos.En cuanto a los colchones viscoelásticos, también conocido como viscolatex, cabe decir que se trata de un nuevo producto que últimamente tiene una gran aceptación entre el publico, por su gran adaptabilidad al cuerpo y tacto muy mullido. Vienen siempre con una capa inferior más ancha de espuma HR de alta densidad, que mantiene la firmeza del conjunto. Este material fue inicialmente utilizado por la NASA en sus viajes al espacio y de ahí ha logrado una gran fama.