2008-03-06 14:44:40 Por: Redacción

Platos de ducha

Facilita la higiene de un modo rápido, cómodo y muy fácil

Platos de ducha

Platos de ducha

La ducha le ha ganado la batalla a la bañera. Las prisas, el ritmo de vida de las ciudades, y las nuevas viviendas con mucho menos espacio, han obligado a muchos a renunciar a los baños relajantes, para dejar hueco a otro tipo de terapia con el agua: el que proporciona la ducha.Hoy en día, no se concibe un cuarto de baño sin esta pieza sanitaria, que nos facilita la higiene de un modo fácil y rápido. Por ello las empresas fabricantes ofrecen un catálogo de platos de ducha generoso y que responde a todo tipo de necesidades.Formato, medidas y materialesLos formatos más comunes son el cuadrado, el rectangular, el semicircular y el circular. Probablemente, el modelo cuadrado sea el más clásico y el más solicitado cuando el espacio es muy reducido. Si las dimensiones disponibles encorsetan demasiado nuestra elección, no hay que preocuparse, dado que podemos hallar modelos de 70 x 70 centímetros, que suele ser el mínimo. No obstante, la diferencia que otorgan 5 ó 10 centímetros más es notable, ya que facilitan enormemente las maniobras dentro de la cabina de aseo, es por ello que localizamos platos de hasta 90 x 90 centímetros.La versión rectangular de la ducha nace como resultado del cambio de bañera a ducha. Ciertamente, las medidas de esta clase de platos guardan semejanzas con las de las bañeras. En este sentido, la parte larga puede ir de los 100 a los 170 centímetros, y la corta, de los 72 ó 75 a los 90 centímetros. Las opciones semicirculares, muy demandas para esquinas, parten de 75 x 75 centímetros y llegan en algunos catálogos a superar los 100.En cuanto a su ubicación, antes, era habitual que los platos tuvieran un perfil o grosor de unos 12 centímetros aproximadamente. Sin embargo, la belleza de las duchas de obra, hizo que proliferaran los modelos extraplanos.La materia prima por excelencia en lo que respecta a sanitarios es la porcelana, debido, su resistencia y su fácil mantenimiento e instalación. Aunque la respuesta al choque térmico y mecánico de la porcelana es óptima, existen otros materiales más económicos y que dan unas buenas prestaciones, como es el caso del acrílico.

Comentarios
Platos de ducha