Spa en casa

Spa en casa

Spa en casa

Después de los excesos de las fiestas navideñas la mejor opción es relajarse. Tras las fiestas nos volveremos a incorporar al trabajo y apenas tendremos tiempo para descansar y desconectar. Por eso, para que no tengas que trasladarte a ningún centro de belleza o spa, opta por crear el tuyo en tu propia casa.Lo primero que hay que hacer es ponerse cómodo y elegir ropa suelta y ligera con la que te sientas a gusto. La temperatura del hogar es esencial. Lo ideal es una temperatura como máximo de 22 grados.Después hay que crear una atmósfera relajante en casa que envuelva todos tus sentidos: luz tenue, flores, velitas. A continuación, desprende un perfume agradable por toda la casa con ayuda de velas aromáticas o añadiendo unas gotitas de aceite de romero a un cazo de agua hirviendo. Debes guiarte por olores que te trasladen a momentos de relajación.Otro paso esencial es silenciar el teléfono móvil y desconectar el de casa, a su vez poner una música ambiental chill out, con sonidos de naturaleza, para conseguir una relajación total.Por último, prepara un té o infusión y relájate porque con ésto ya habrás conseguido crear un idílico ambiente de spa.