Tu nórdico ideal

Tu nórdico ideal

Tu nórdico ideal

Existe cierta confusión sobre el tema de los edredones nórdicos y los rellenos, el tipo de animal, etc. Hay que diferenciar entre naturales y sintéticos, y tener en cuenta que el calor que ofrecen es diferente.Respecto a los primeros, cuando vayas a comprarlo, fíjate en el peso y la calidad de la pluma. A mayor calidad, menor peso. Después, debes distinguir entre la pluma (la parte que lleva caña) y el plumón o duvet (similar a un copo de nieve), mucho más suave. Las diferencias entre oca, pato y ganso son mínimas. En cuanto al precio, lo determina la calidad del duvet.Con respecto a los sintéticos, han experimentado un gran desarrollo tecnológico, y algunos se equiparan en calidad a los naturales. Normalmente el precio y sus cualidades técnicas determinan la calidad, no el peso, ya que son más pesados. Si tienes duda con las medidas, piensa que para una cama de 90 cm debe medir 150 cm de ancho.Tipos de nórdicos- Transpirable: compuesto por 50% de fibra hueca siliconada y 50% de fibra antiácaros es transpirable.- Adaptable: reacciona a la temperatura corporal, absorbe la humedad y mantiene el entorno seco.- Confortable: proporciona una excelente suavidad y confort gracias a su relleno de microgel.- Calor aislante: con cámara de aislamiento, crea una atmósfera que favorece el descanso.- Inteligente: ajusta la temperatura corporal según cada persona.- Ecológico y antiácaros: ligero, termorregulador con gran capacidad aislante, suave, antibacterias y antiácaros.