La versatilidad del baúl

La versatilidad del baúl

La versatilidad del baúl

Además de ser útil como elemento de almacenaje, un baúl sirve también como elemento propiamente decorativo y como soporte. Así, cualquier arcón situado a los pies de la cama nos servirá para guardar mantas y colchas, al tiempo que podemos colocar encima desde la ropa del día siguiente hasta unos cojines que lo transformen en un improvisado banco para calzarnos y descalzarnos.Otra de sus funciones puedes ser también la de mesa de centro en el salón. Por otro lado, en los recibidores y lugares de paso también resulta de gran ayuda, sin olvidar los modelos infantiles, geniales como contenedores de juguetes.Dado que el tamaño de estas piezas abarca una horquilla de dimensiones muy variada, no perderemos de vista la versión mínima de los mismos: los pequeños cofres asumen el papel de joyero a la perfección. Aquí tienes una selección de modelos con diferentes medidas.