Sigue estos tips para no subir de peso en invierno

Con el invierno llega el frío y con el frío llegan las capas de ropa para combatirlo, y así el cuerpo va quedando escondido entre suéteres y abrigos, logrando que la preocupación por los kilitos de más se nos olvide, hasta que pasa el invierno y vemos el resultado de nuestro descuido. Además, en esta época solemos consumir alimentos más calóricos, y más entre tanta fiesta decembrina, lo que también contribuye al aumento de peso. Así, para evitar la tortura de subirte a la báscula y descubrir varios kilos de más en unos meses, te compartimos estos tips que te ayudarán a no subir de peso este invierno:

No abandones tu rutina de ejercicio. Es fácil que en esta época de frío hagamos decidia cuando de hacer ejercicio se trata. Pero si mantenemos todo el año el estado físico que tenemos, luego no habrá que apurarse por rutinas súper intensas o dietas restrictivas para llega bien al verano, cuando todo el mundo quiere presumir de un cuerpazo. Además, cabe mencionar que los cambios en el peso no sólo repercuten en el cuerpo, sino también en la salud.

Sopa, sopa y más sopa. Las sopas son ideales para comer en invierno, ya que además de no aportar muchas calorías, ayudan a incorporar agua y se preparan a base de verduras. Lo que se aconseja es tener las sopas como entradas de las comidas, antes del plato principal, porque esto ayuda a disminuir el apetito y por lo tanto luego se incorporan menos calorías porque se come menos logrando no subir de peso.

No te olvides de las frutas y verduras. En esta época del año de temperaturas frías, no debemos olvidarnos que las verduras también pueden ser una comida posible, y además, si se pretende seguir una dieta nutritiva y equilibrada, ellas necesariamente deben estar presente en la alimentación.  Además no se debe pensar que la única manera de incorporar verduras en ensaladas, pues obviamente en un día frío se prefiere comer algo más calentito. También hay recetas con verduras calientes, por ejemplo hacer purés, cocinar las verduras al vapor o asadas, hacer budines, etc.

Sí a las fiestas decembrinas, no a los excesos. Claro que no quieres perderte de ninguna fiesta de la temporada y no tienes que hacerlo. Sólo debes mostrar un poco de autocontrol y bajarle dos rayitas al alcohol y a los antojos, que entre tanto brindis es muy fácil perder el foco. Así que puedes beber, pero si puedes evitar la soda en tus cócteles, mucho mejor, y puedes comer, pero es recomendable no asistir a una posada con el estómago vacío, porque el hambre terminará traicionándonos logrando que comamos mucho más de lo necesario y por supuesto, haciéndonos subir de peso.