Ana Duato, actriz

Ana Duato, actriz

Ana Duato, actriz

Ana Duato (Valencia, 1968) lleva seis años en la piel de Mercedes, la infatigable y abnegada madre de familia de la serie de TVE-1. A lo largo de nueve temporadas, la audiencia ha sido testigo del paso de esposa tradicional a mujer emprendedora de la matriarca de los Alcántara que, en esta nueva etapa, se apunta a la universidad. Orgullosa de un papel que se ha convertido en su estrella de la suerte, la intérprete afronta la nueva etapa con la ilusión del primer día.Mercedes vuelve a las aulas en esta nueva temporada
Empieza a estudiar porque quiere sentirse segura al enfrentarse a gente que sabe más que ella, y prepararse para que nadie pueda aprovecharse. En la universidad comienza a conocer el mundo de otra manera.
Su marido va a vivir con mucha angustia esta nueva aventura…
A Antonio le va a costar mucho entender que yo puedo tomar decisiones sin su consentimiento. A pesar de todo, él es un hombre muy enamorado de su mujer y que la admira mucho.¿Cómo afronta su llegada a la facultad?
En principio, con una postura de enfrentamiento porque los chavales que estudian allí son de la edad de mi hijo.
¿Cuál va a ser su relación con Blanca Portillo?
Es la profesora de la universidad que me enseña que el mundo puede ser de otra manera. Ella me muestra dónde está situada la mujer. Algo a lo que Mercedes no quería enfrentarse y que va a resultar difícil para ella.¿Cómo va a asumir ese choque de ideas?
Esa crisis va a hacer que mi personaje evolucione de una manera muy interesante. Ella no se vuelve radicalmente feminista ni deja desatendida a su familia. Es esa combinación la que le hace superarse cada día.Su personaje es precursora de la mujer trabajadora actual.
Es pionera en un mundo en el que la mujer puede incorporarse al mundo laboral y cumple el sueño de otras muchas que no pudieron hacerlo. Mercedes empieza a descubrir que no es tan fácil ser una mujer trabajadora y combinarlo con ser la madre que ha estado cuidando de los suyos constantemente.Una situación que se mantiene treinta años después.
Las hijas y nietas de Mercedes estamos siendo las víctimas del comienzo de la incorporación de la mujer al trabajo.¿Cómo compatibiliza usted su labor de madre y actriz?
Es una dura batalla. Lo compagino como puedo. Esta sociedad no está hecha para ser una madre trabajadora y de familia. Las cosas van a tener que cambiar mucho y adaptarse a esta nueva sociedad en la que vivimos. Mercedes lo va a empezar a intuir, pero nosotras lo estamos pagando.¿Tiene otros proyectos al margen de la serie?
Es difícil porque este trabajo es muy esclavo. Para combinarlo hay que tener mucha energía y no tener familia. Tengo ilusión de hacer teatro, pero no me apetece vivir estresada. Todo llegará.Cuéntame como pasó se sitúa ya en 1975, la meta que se fijó en sus inicios…
Ha sido un sueño para todos. Tito (uno de los directores de la serie) decía cuando empezamos, ya veréis como llegamos a la muerte de Franco, y todos le mirábamos como diciendo cállate, que hacemos el ridículo.¿Qué recuerdos tiene de ese año?
Yo tenía ocho años cuando murió Franco. De entonces, recuerdo una infancia muy feliz y tranquila en Valencia. Llegaba del colegio, comía un bocadillo y me iba al río. Era una niña muy inocente que no veía la televisión, que no formaba parte de mi vida.En su novena etapa, la serie va a potenciar más el humor.
Estoy muy contenta de que la serie vaya por derroteros más de comedia. A todos nos apetecía entrar en unos Alcántara más cotidianos. Es muy agradecido verles en situaciones que les permita tomarse la vida de una manera más ligera, a pesar de que España esté viviendo un momento social y político muy tenso.¿Qué le ha aportado su personaje?
Es una mujer que me ha enseñado mucho porque conforma por los sueños, ansiedades y las frustraciones de muchas mujeres.Es el papel de su vida.
Voy en camino de que sea así. En esta carrera interpretas muchos personajes y éste lo estoy exprimiendo muy bien, siendo consciente de que hay que disfrutarlo.¿Qué futuro le depara la Transición?
Me gustaría que Mercedes fuera una empresaria emprendedora de las muchas que hay en España, y que representase a todas las mujeres que quisieron serlo y no han podido.¿Hay algún papel por el que dejaría a Merche?
Ahora mismo no. Ella es mi estrella de la suerte.