Aurora Beltrán, cantante

Aurora Beltrán, cantante

Aurora Beltrán, cantante

Rodó por el mundo del rock encabezando a tahúres (zurdos, para más señas) y ahora se ha embarcado en una gira con otros forajidos de leyenda. Se ha producido su propio disco en solitario y hasta un videoclip. Aurora Beltrán (Pamplona, 1964) es una de esas voces singulares de la música española, una mujer que rompe y rasga… con sus letras.-Los viejos rockeros nunca mueren. ¿Y las rockeras?-Esas menos, ja, ja.-Aún es raro ver una mujer como líder en este negocio.-Vamos cambiando, como en todo. Cuando yo empecé las mujeres solían hacer coros con una pandereta.-¿Le ha resultado difícil?-Siempre he sido una tía muy normalita, nunca fui agresiva ni necesité un látigo para hacer valer mis ideas en Tahúres.-Ha vuelto a la carretera. ¿Hasta cuándo se puede seguir así?-Hay un factor, el más importante, que es el público. Si no tienes un público que te apoya y te sigue, no puedes estar ahí por mucho que te empeñes. Y luego está el sentido común. Yo intuyo que cuando me llegue el momento no hará falta que el público me lo diga. Por ahora, tengo cuerda para rato.-¿Qué tiene en común con Barricada y Rosendo sus compañeros de gira?-Quizá no mucho musicalmente. Pero tenemos una parte del público en común, todos hacemos rock y estoy encantada con ellos.-¿Es usted la cara amable del rock duro?-Huy, qué bonito. Puede ser, sí, sí. Pero hay mucho tópico, Rosendo y los de Barricada son gente muy dulce, hasta tímida. Y se cuidan mucho.-¿Usted también se cuida?-Siempre he tenido un chip que me ha permitido decir: "Hasta aquí".-Es una rockera urbana… que vive en un pueblo.-Es un pueblo muy pequeño, pero muy cerca de Pamplona. En San Fermín, por ejemplo, si no enciendo la tele, ni me entero; pero, si quiero ir, sólo tengo un cuarto de hora de viaje.-¿Se ha acabado el disco como negocio?-Hoy es una tarjeta de presentación, una forma de decirle a la gente que estamos ahí. Por ejemplo, colgándolo en YouTube.-Se ha ganado la enemistad de muchos cibernautas por su postura a favor del canon.-Internet es una grandísima herramienta y la llave inglesa también, pero puede servir para soltar tuercas o para darle a un tío en la cabeza y matarlo. Yo hablé contra los que roban lo que otro ha creado, y me da igual lo que digan.-Una de sus primeras canciones fue "Muerte, ven". Vaya manera de empezar.-Eso fue hace más de treinta años. Tuve un noviete que se mató en un accidente. Ya había escrito otras antes, pero esa llamó la atención porque el tema era un poco raro en una niña pequeña.-Se encuentra a gusto en la casilla del "rock duro"?-Siempre he dado la máxima importancia a la canción, más que al estilo o a la etiqueta. A mí me gusta todo tipo de música, incluida la horterada porque hay horteradas de élite y horteradas casposas, pero también hay rock casposo. A mí me gusta alguna cosa que a alguien de mi público podría parecerle increíble.-¿Por ejemplo?-"Te regalo", de Carlos Baute. Una que habla del 14 de febrero.-Sus letras, a veces tan desagarradas, ¿reflejan su vida?-Para que sean creíbles tienen que llevar algo de ti, aunque tengan que ver poco con tu vida cotidiana.-¿Lleva la vida que le gustaría?-Totalmente. Soy una mujer feliz. Pero también hay que saber serlo.-¿Cuál es su fórmula?-Hago lo que me gusta y doy una importancia relativa a lo que piensen de mí. Me importaba lo que dijeran mis padres, que desgraciadamente ya no están, lo que digan mis hermanos…-Da mucha importancia a la familia.-En eso soy siciliana. Y se lo digo a todo el mundo: nadie te va a querer más que tu familia.-Aún le toca buscarse la vida.-¡Pero eso es magnífico! Tener una seguridad me llevaría a quedarme parada y yo no sé estar quieta. Que nadie me tenga lástima. Mi casa la tengo pagada.-¿Qué siente cuando el público corea una de sus canciones?-Uffff… Que todo tu esfuerzo tiene sentido.