Felicity Huffman, actriz

Felicity Huffman, actriz

Felicity Huffman, actriz

De las cinco intérpretes de "Mujeres desesperadas", la actriz Felicity Huffman es la que más combina cine y televisión. Huffman (Nueva York, 1962) se inició en series como "Frasier" o "El ala oeste de la Casa Blanca", aunque es el actual título, sobre los misterios y cuitas que esconden los habitantes de Wisteria Lane, el que le dio una notoria popularidad y por el que ha ganado un Emmy. En cine, fue nominada al Oscar por su papel de transexual en "Transamérica", largometraje con el que consiguió el Globo de Oro, y ahora está a punto de estrenar el filme "Georgia Rule". Casada con el actor William H. Macy, disfruta del éxito y está dispuesta a terminar sus siete años de contrato en la afamada serie que emite La 2 los miércoles.-¿Hacia dónde va su personaje en esta nueva temporada?-Lynette se tiene que enfrentar al hecho de enterarse que su marido tiene una hija de doce años de un matrimonio anterior y una ex mujer bastante desequilibrada. Todo esto le complicará mucho la vida.-¿Cómo afrontará Lynette ese culebrón?-Creo que se va a encontrar en una situación difícil dentro de unos cuantos capítulos. Toda su vida familiar ha cambiado desde que su marido descubre que tiene una hija.-Su personaje es una mujer complicada?-Sí, por esa razón quise hacerme cargo de este papel. Desde el principio se veía que no era una madre típica que dice "querido, tómate tu desayuno". Mi personaje muestra la locura y la depresión que sufren millones de madres de familia en todo el mundo, y todo un abanico de emociones, desde la rabia hasta la desolación, el amor y la esperanza.-¿Hay similitudes entre usted y Lynette?-Claro, ambas somos madres y me identifico con ella porque sé la cantidad de personalidades que una madre desarrolla a lo largo de su vida. La maternidad implica un desafío, el querer abarcar más trabajo del que podemos, mirar el dinero-En la tercera temporada Lynette ha cambiado mucho. Se viste más elegante, es más glamurosa, y su vida se ha complicado muchísimo.-Es cierto, y me arrepiento de que hayan cambiado tanto su personalidad. El año pasado me pasé el tiempo interpretando un personaje agobiado como madre y como esposa. Una mujer agotada. No sé si los espectadores se acostumbrarán ahora a verla más sofisticada.-¿Le dejan los guionistas participar en el desarrollo de su personaje?- Eso se lo dejo a ellos, que son muy capaces de desarrollar el personaje con una gran personalidad. Como actriz tienes una perspectiva de tu personaje, pero puedes fallar con tu punto de vista, porque no sabes el desarrollo de la historia, ni lo que ocurre alrededor. Cualquier buen actor invierte tiempo en el personaje, pero nunca lo ves con objetividad. Por eso es importante dejarlo en manos de los guionistas.-Tras su nominación al Oscar por "Transamérica" se ha convertido en una de las actrices más buscadas por los directores de Hollywood-Es cierto que en estos últimos años mi carrera ha cambiado mucho. No me pregunto cómo he conseguido llegar hasta aquí, pero estoy muy agradecida a la respuesta del público por mi trabajo, no sólo en "Transamerica", sino también en "Mujeres desesperadas", porque sin la serie estoy segura de que nadie me habría reclamado para el cine. Yo no tengo ningún control sobre mi futuro, pero espero poder seguir trabajando en buenos proyectos, como hasta ahora.-Volviendo a la serie, ¿cree que Lynette tiene cierto resentimiento hacia Tom? ¿Su matrimonio está en peligro?-Su matrimonio no va a fracasar. Serán una pareja herida que va a tener que vivir un momento rocoso. Llega la hora de luchar por su relación, un sacrificio que va a merecer la pena. Pero todo lo que ocurre en la serie lleva a un conflicto inesperado.-¿La relación entre las cuatro mujeres de la serie ha cambiado mucho con el paso del tiempo?-Quiero pensar que sí. Han pasado muchas cosas en estos dos años y su relación ha evolucionado. Nosotras somos actrices, pero también personas, y nuestra relación en el rodaje ha cambiado. Ahora somos muy buenas amigas y eso se transmite a los personajes. Yo creo que la audiencia puede ver que estamos todas mucho más cómodas unas con otras.-¿Qué tipo de personajes le gusta interpretar?-Todos los que estén bien escritos. No quiero repetirme e interpretar una y otra vez personajes parecidos a Lynette, que es lo que en estos momentos me ofrecen.