Mercedes Milá, periodista

Mercedes Milá, periodista

Mercedes Milá, periodista

La incombustible periodista catalana Mercedes Milá vuelve a Telecinco para conducir, un año más, ?Gran Hermano?. La comunicadora compagina su trabajo en el ?reality? con la dirección de ?Diario de?, programa de investigación que emite la misma cadena. Sin proyectos futuros, Milá afronta la nueva edición de ?GH? como un milagro y ya está deseando conocer a los nuevos concursantes ?a los que admira por valientes- que serán elegidos a lo largo de este mes con el ?Tour GH?. Comienza el espectáculo.¿Cómo afronta ésta edición?Con muchísimas ganas. Llevo meses pensando en ella. No paro de darle vueltas a cómo será la gente del ?cásting?. Me quitan el sueño. Creo que los concursantes que se presentan son muy valientes por ser capaces de vivir delante de tantas cámaras. Vivo esta edición casi como un milagro y además presiento que va a ser un récord. Espero muchas sorpresas, pero sobre todo gente competente que nos haga reír y disfrutar de la tele.Y dígame, ¿usted vive ?GH??Intensamente, me encanta. Además creo que tengo cogido el truco para conducir bien un programa como este. El secreto está en interesarse de verdad e involucrarse con los participantes. Es la única manera de vivir ?Gran Hermano?.¿Destacaría alguna edición?Todas han sido igual de importantes y reconfortantes. Han pasado más de cien participantes y alguno de ellos me ha marcado profundamente, pero jamás diré algún nombre por encima de otro porque para mí todos son igual de especiales y cada uno, a su manera, me ha aportado muchas cosas.?Gran Hermano VII? vivió el único bajón de audiencia en su historia. ¿Por qué?Había muy mal rollo en esa edición. Ha sido de las pocas, por no decir la única, que la tensión y el mal ambiente se respiraba en el aire, lo sufrí incluso yo desde el plató. Tuvimos muy mala suerte con aquel grupo.¿Qué balance hace de estos ocho años de GH?Sin duda, positivo. Me veo mucho mejor ahora que al principio, me encanta este trabajo. Me siento más segura, feliz y contenta que nunca, aunque al principio dudé muchísimo, le di millones de vueltas cuando me ofrecieron presentar el programa, lo veía como algo muy arriesgado pero no me arrepiento de nada.