Natalia Verbeke, actriz

Natalia Verbeke, actriz

Natalia Verbeke, actriz

Natalia Verbeke, junto a José García, Jordi Mollá, José Coronado y Blanca Marsillach, encabeza el reparto de "GAL", un "thriller" político que contará la investigación desarrollada por periodistas españoles sobre la guerra sucia llevada a cabo contra ETA entre 1983 y 1987.Natalia Verbeke encarna a la compañera de José García un reportero que desenreda la trama. La actriz promete para otoño "una cinta que divertirá, con la ventaja de que la gente sabrá qué pasó. Fueron muchos años y te ibas enterando de cosas a lo largo del tiempo. Estará muy bien tener una visión global de lo ocurrido, porque es parte de la historia de este país".Verbeke era un renacuajo cuando vio "Lo que el viento se llevó". Se emocionó con Vivien Leigh y quiso ser Scarlet O"Hara; sin darse cuenta, había descubierto su vocación. Hoy, a sus 31 años, es una de las actrices de moda en España. Ha recorrido un largo camino para llegar a donde está, en la cresta de la ola, y no piensa "bajar el ritmo".La actriz abandonó Argentina a los once años ?"los primeros días en Madrid fueron horrorosos"- y aterrizó en un país desconocido que no llegó a comprender de inmediato. Asomó al mundo del cine con "Nadie conoce a nadie" (1999), de Mateo Gil, y luego llegaron las taquilleras "El hijo de la novia", "El otro lado de la cama" y "Días de fútbol", "A golpes"…-Mucha gente vincula la delincuencia con la inmigración.-Eso me sienta muy mal porque en su tiempo yo también fui una inmigrante. Y lo seguiré siendo siempre porque es algo que se te queda en el alma. La gente está muy equivocada porque no sabe lo bueno que es el intercambio de culturas. Muchos se quejan de que la inmigración les quita trabajo, pero esos pobres están cogiendo empleos que aquí nadie quiere hacer. ¿Y la delincuencia? Hay muchísimos españoles que son delincuentes y parece que sólo delinquen los demás, los que tienen la piel de otro color.-Dejó Argentina siendo una niña y se vino a España. ¿Qué recuerda de sus primeros días en Madrid?-¿Fueron horribles! Llegué a un lugar que no conocía, sin querer venirme, y fue algo muy complicado. No entendía lo que me decían porque era la primera vez que escuchaba el acento de aquí, que me parecía muy cerrado. Pensaba que todo el mundo me gritaba, por la manera de hablar, y no tenía amigas. Fue muy difícil.-¿Hogar no hay más que uno?-Para mí el hogar es cualquier sitio.-Si volviera a nacer, ¿elegiría ser actriz?-Sí, sin dudarlo.-La culpa la tiene Scarlet O"Hara.-Sí, la vi y me quedé emocionada con ella.-Y también porque las cosas le van de maravilla.-Sí, gracias a Dios. Es una profesión muy dura en la que tienes que estar demostrando cosas cada día. Hoy estás en un momento bueno y mañana en uno malo, pero es la pasión de mi vida.-¿Usted iba para bailarina?-No, a mí me gustaba mucho el ballet, pero siempre enfocado hacia la interpretación.-¿Cómo recuerda esa época de su vida?-La recuerdo como un tiempo en el que me evadía mucho a través de la danza. Pero era una etapa muy dura porque enfermé de anorexia y, ahora, desde la distancia, jamás volvería a repetir aquella experiencia.-Echó la culpa a los profesores, unos "seres frustrados y dictatoriales".-Sí, así es. Hay muchos bailarines que se quedaron en el camino y son gente bastante militar. Pero, por suerte, no todos son así.-En algunas ocasiones ha dicho que muchos compañeros de la profesión sufren anorexia. ¿Lo exige el guión?-No. Desafortunadamente, la anorexia es muy frecuente en muchas profesiones en las que se trabaja de cara al público. Y cada vez afecta más a los hombres.-Se le ve mucho por el Vicente Calderón. ¿Es futbolera?-Soy colchonera.-Entre una buena corrida (es novia del torero Miguel Abellán) y un buen partido de fútbol, ¿con qué se queda?-Con el tenis. (Risas).