2013-03-14 19:42:10 Por: Michelle Castañeda | Fuente: Mujeraldia.com

Aumenta la comunicación con tus hijos

Tener una buena comunicación con los hijos es esencial, pues con eso haces un fuerte lazo de amistad de madre e hijos. Sigue estos consejos para aumentar la comunicación con ellos/ellas.

Comunicación con los hijos

Si quieres que tus hijos puedan charlar contigo durante toda su vida, sigue nuestros consejos.

La comunicación con tus hijos no basta con usar las palabras adecuadas, sino que también los gestos, caricias, silencios y miradas correctas.

Sigue estos consejos y ponlos en marcha para mejorar la comunicación con tu hijo/a:

Conciso y preciso:

Debes entender que tu hijo no está al mismo nivel que tú, por ello es necesario que los mensajes que emitas sean concretos, claros y simples, sin abstracciones y divagaciones que solo tú comprendes. Además, debes usar un lenguaje que él pueda entender.

Háblale al nivel de sus ojos:

Siempre que puedas, debes ubicar tu mirada al mismo nivel que la de tu hijo, ya que así establecerás un mejor contacto visual que beneficiará la comunicación.

Amable y cordial:

No hay necesidad de alzar la voz y usar malas palabras para hacerle comprender a un niño las consecuencias de sus actos o pedirle que haga algo, pues el explicarle las cosas amablemente los hace sentir bien y además los enseñarás a enfrentar situaciones complicadas en el futuro comunicándose de manera más inteligente y diplomática.

Consecuencias y no amenazas:

Una amenaza es algo que tal vez no realizarás y que tu hijo podría no tomarlo en serio, por lo tanto, es mejor que le hagas ver las consecuencias de sus actos para que en el futuro actúe de otra manera.

Gratificarlo o cumplir con tu palabra:

Las palabras valen más que mil regalos materiales, por eso, siempre que tu hijo haya cumplido con sus deberes o con una mandato, el agradecerle, sonreírle, felicitarle, abrazarle y acariciarle, lo reconfortarán y se sentirá más valorado y amado. Pero si sucede todo lo contrario y tu hijo se revela y mantiene una actitud desafiante y desobediente, debes cumplir con la consecuencia planteada desde un principio para evitar que esta actitud se repita en el futuro.

Comentarios
Aumenta la comunicación con tus hijos