Síndrome de Peter Pan: consecuencia de padres sobreprotectores

No sobreprotejas a tus hijos podría tener consecuencias en su vida adulta

Estudios revelan que las personas más vulnerables a padecer la condición de Peter Pan son quienes viven con padres sobreprotectores, lo que significa que no los dejan crecer y desarrollan una personalidad dependiente.

Pamela Espinosa Méndez, paidopsiquiatra de los Servicios de Atención Psiquiátrica de la Secretaría de Salud, en México, asegura que la condición de Peter Pan es un trastorno que padecen quienes se niegan a hacerse mayores y están ancladas en la infancia, lo que afecta sus vidas.

Las personas en esta condición tienen actitudes infantiles en su vida cotidiana, son irresponsables, rebeldes, intolerantes a la frustración, narcisistas, dependientes e inseguras, esto lo explicó la especialista en psiquiatría de niños y adolescentes.

Dichas características aparecen en la adolescencia y quienes padecen esta condición juegan con niños más pequeños que ellos, permanecen apegados a sus familiares e incluso pueden llegar a los 30, 40 o 50 años y continuar viviendo en casa de sus padres.

Sumado a eso con frecuencia tienen síntomas de ansiedad y depresión, ya que tienen dificultades para insertar en la sociedad.

Sobre el tema de pareja, quienes padecen la condición de Peter Pan llegan a tener citas infantiles, suelen asistir a los lugares preferidos por los niños, como ir a comer hamburguesas, pero por lo general no formalizan la relación porque no les interesa adquirir un compromiso.

Estas personas, buscan una figura materna o paterna para poder continuar con el estilo de vida acostumbrado y se les complica construir familias y, de conseguirla, logran mantenerla unida por poco tiempo.

La condición de Peter Pan es una conducta que puede corregirse, sin embargo, los padres deben colaborar y aceptar que se enfrentan a un problema, alertó la paidopsiquiatra.

Este tipo de padecimiento debe ser atendido por un psicólogo quien mediante una terapia cognitiva conductual, le permitirá al enfermo mejorar las actitudes y empatar el comportamiento con la edad que tienen.