7 señales de que debes cambiar de trabajo

Si inviertes de 40 a 60 horas a la semana en la oficina y pasas más tiempo con tus compañeros que con tu familia, es tiempo de cambiar de trabajo

Lo único constante es el cambio. Cambiar de trabajo puede traer mejoras a nivel personal y laboral . El portal de empleo Bumeran sugiere que antes de tomar esta decisión se pongan en una balanza los beneficios y las desventajas. Es importante considerar las alternativas de desarrollo, la estabilidad y la empresa por la que se optará.

Si estás indecisa, quizá podamos echarte una mano, estas son 7 señales inequívocas de que debes cambiar de trabajo:

  1. No te apasiona lo que haces. No te sientes inspirada, no aportas, sencillamente estás aburrida. Cambia, busca lo que verdaderamente te inspire.
  2. Chisme aquí y chisme allá. Estás en un ambiente hostil. Puedes tener el mejor puesto del mundo, pero si no te llevas bien con tus colegas, estás perdida.
  3. Estás estancada. Todos tenemos la necesidad de aprender cosas nuevas y de seguir avanzando en todos los aspectos de la vida. No hay crecimiento profesional, no tienes oportunidad de ascender en el organigrama de tu empresa, de responsabilizarte de más proyectos, muévete.
  4. El estrés, tu peor enemigo. La sola idea de ir a trabajar te enferma, te genera ansiedad y molestias físicas. Cuando el río suena es porque agua lleva. El estrés es cosa seria y puede llegar a afectar a tu familia y amigos, ni hablar de tu salud mental y física.
  5. Dar sin recibir. Si tus opiniones o ideas no son valoradas, vete. Esta situación no te permite sentirte integrada en el equipo humano de tu empresa y no tener ni oportunidad ni deseos de aprender.
  6. Cómo han pasado los años. Ya eres parte del activo fijo de la empresa. No puedes concentrarte y cumplir con tus objetivos. La costumbre afecta tu productividad.
  7. Negatividad. Sé franca, tu actitud no es la mejor. Estás continuamente amargado, antipático y enfadado. Más claro ni el agua.

“Si no te gusta donde estás ¡muévete! No eres un árbol”

-Jim Rohn