Vodka: remedio casero para el cabello

Más que un trago casual tiene propiedades útiles para ti

El vodka es una bebida alcohólica muy popular en el mundo, ha existido desde la Edad Media y es bastante versátil. Tiene una propiedad que lo hace útil en los medicamentos como para el cólico, la infertilidad, la peste, etc. También desinfecta, sirve como repelente y hasta el dolor de muelas.

Dentro de los beneficios estéticos sabemos que puede utilizarse como antiséptico, astringente, que purifica y da luminosidad a la piel además de que cierra los poros.

¿Sabías que puede brindar suavidad al cabello?

El día a día, el estrés como el sol y el daño por calor, la contaminación y los productos químicos agresivos en productos para el cabello, dejan a muchos de nosotros con cabello seco, dañado y quebradizo.

¡Se convierte en un círculo vicioso, más que estilo, más la condición sufre, y luego la peor condición que está en, más que usted necesita para el estilo!

Con una cucharada de vodka en su máscara de pelo que reparará sus puntas dañadas y estimulará el crecimiento.

¡Vamos a beber a eso!

Entendiendo un poco de ciencia, es porque el Vodka, tiene naturalmente una acidez, que ésta mantiene el PH del cabello, dejándolo más brillante y libre de frizz.

El Vodka también es responsable en deshacerse de cualquier acumulación de grasa en el cuero cabelludo, logrando así acelerar el crecimiento del cabello.

Receta

  • 1 cucharada de vodka
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • Medio aguacate

Elaboración

  • Aplaste todos los ingredientes en un tazón hasta que tenga una pasta suave
  • Masaje en el cuero cabelludo ya través de los extremos del cabello
  • Envuelva su cabello en una toalla caliente y dejar la mezcla en 1 hora
  • Enjuague bien, siguiendo con su champú y acondicionador habituales

No olvides tomar en cuenta que no en todas las personas puede tener el mismo efecto, habrá a quienes el alcohol les ocasione algún daño en el cuero cabelludo, te recomendamos que primero pruebes en una zona pequeña de la cabeza y ver si no hay alguna reacción antes de continuar con el tratamiento.