Andrés Sardá viste a sus mujeres como guerreras

Andrés Sardá viste a sus mujeres como guerreras

Andrés Sardá viste a sus mujeres como guerreras

El baño y la fiesta se confunden en la Pasarela Cibeles. El catalán Andrés Sardá, un veterano de la lencería que ha pasado el testigo a su hija con acierto, mezcla playa y noche. Las heroínas de las películas de acción como Lara Croft sirven de guión para una propuesta veraniega que exhibe el buen gusto de la firma.La fiesta, a su vez, es la especialidad del venezolano afincado en España Hannibal Laguna, un creador que recarga sus diseños con pedrería, lazos, vuelos y pliegues; un gusto barroco que tiene mucho éxito y subió la temperatura del salón madrileño en su penúltima jornada.Materiales como el neopreno vuelven a usarse en las propuestas de diferentes creadores. Sardá lo utiliza para múltiples aplicaciones en las prendas de baño. Hay también tejidos con interesantes prestaciones, como los que protegen el cuerpo de los rayos ultra violeta y mejoran la resistencia de las prendas a los ataques de agentes externos como el cloro, la luz solar o las cremas.Pero frente a lo práctico domina lo estético. En la puesta en escena, para remarcar el mensaje, las modelos de Sardá llevaban pistolas y navajas sujetas a los muslos, dispuestas para la lucha. En las prendas, la línea nunca tiende a las estridencias. Hay bikinis y trikinis en negro rematados con hebillas, algunos con braga coulotte que marcan tendencia, y una amplia gama de colores para el agua.EL CHAPUZÓNSobre la ropa de baño caen unos vestidos vaporosos, en estampados diseñados por Etro, que sirven para pasar directamente del chapuzón al baile y la copa nocturna. Así, un bikini diseñado con grandes piedras de Swarovsky para la firma puede evolucionar con una túnica en un conjunto de brillo nocturno.El color cereza es el punto fuerte de la vistosa colección de Hannibal Laguna para la noche festiva. Reaparece este creador en Cibeles con mucha fuerza, acompañado de seguidoras como María Teresa Campos y Lolita, para dar muestras de mucha exhuberancia, con uso generoso de pedrería para vestidos de gasa y organza con cortes, capas y vuelos. No falta en su ropa el lamé plateado y un buen surtido de brillos intensos.El punto rompedor lo pusieron Locking Shocking, pareja que se inspira en el ambiente recreado en "Lawrence de Arabia" para presentar una colección doble, con reverso: una prenda en estampados tipo camuflaje y otro diseño idéntico pero en blanco. Así desfilaron, a dúo, las modelos. En la noche, vestidos en gasa estampados. Los aires del desierto traen a los hombres túnicas morunas para la noche.SÓLO PARA HOMBRESSpastor abrió este jueves una jornada de marcado acento catalán. La pareja formada por Sergio Pastor e Ismael Alcaina sólo cosen moda de hombre y lo hacen con una impecable factura, con tal detalle que el forro y el reverso tiene su propio protagonismo. Visten hombres de negro, pero también han incluido el tostado y el gris claro.Han investigado mucho en los volúmenes, de manera que algunos abrigos o gabardinas plastificadas son amplios y se pueden ceñir al mismo tiempo a la cintura.La también catalana Sita Murt ha vuelto a Cibeles con ganas. Especializada en diseños de punto, ha ampliado sus propuestas en una colección muy juvenil, con colores vivos, pequeñas chaquetas y amplios vestidos de encaje.