Andrés Sardá

Andrés Sardá

Andrés Sardá

Morados, rosas, rasos de seda con detalles en chantilly. Lo importante es lo de dentro. Los vestidos son una excusa. Están hechos para mostrar la prenda que hay debajo. Así, un abrigo kimono en forro de seda y terciopelo, un vestido en gasa de seda con acabados en cristales Swarovski o un vestido espectacular de tiras de muselina lila.Sujetadores con tejido devorado. Desfile de lencería, sí, pero qué lencería. La perla es Sardá.