Chlöe, siempre vintage

Chlöe, siempre vintage

Chlöe, siempre vintage

Es una "celebrity" en toda regla: actriz de culto, nominada a un Oscar y un Globo de Oro por su papel en "Boys don_t cry" junto a Hilary Swank; musa de diseñadores desconocidos pero ultra "trendy" de Nueva York y directora creativa de la firma de ropa Imitation of Christ. Además, acaba de diseñar su segunda línea de ropa para Opening Ceremony, una tienda de ropa americana de vanguardia, con una boutique en Nueva York y otra en Los Ángeles.La colaboración nació cuando uno de los dueños de la tienda leyó en un periódico que Chloë estaba interesada en diseñar ropa, pero sólo si era para Opening Ceremony. Así, la diminuta actriz, conocida por sus papeles en películas independientes, cogió papel y lápiz. Y ha plasmado en esa colección su estilo a la hora de vestir: excéntrico-desenfadado-chic. Porque ella está igual de cómoda con un total look de YSL que con un parka blanca sobre un vestido "vintage" con estampado de florecitas, unos botines abiertos y unas Ray Ban Wayfarer blancas. Su mantra es muy claro: "Compra siempre ropa que te guste y que te quede bien".El amor de Chloë por la moda empezó pronto. Ya en la guardería, decidía lo que quería ponerse. Hoy, no tiene estilista como las demás actrices de Hollywood e incluso ha ejercido como diseñadora de vestuario en alguna de sus películas, por miedo a tener que ponerse la ropa que eligieran otras. Pero se convirtió en "fashionista" en toda regla cuando una nueva alumna de su colegio ultraconservador de Connecticut le cambió su visión de la moda: su compañera llevaba el pelo azul, botas Dr Martens y un kilt.Su nueva línea de ropa es un poco eso: un "mezcla y combina", aunque sus críticos opinan que no es una colección coherente. En ella encontramos un minivestido negro ajustado, otro babydoll, una falda tubo, un vestido camisero a rayas, un chaleco de cuadros, un corsé de estampado floral y múltiples referencias al vintage-grunge, el "high school" de los 80 y el rockero.A diferencia de las colecciones al uso que se construyen sobre un "leitmotiv", la suya es totalmente anárquica. Y justamente éste es el gancho para las fashionistas. Más que una colección de ropa es una "recopilación". Es como entrar en el vestidor de Chloë y ver las prendas que usa en su día a día. Ella, que ha sido imagen de Louis Vuitton, Miu Miu, Chloé, H & M y MAC, lleva años deleitando a comentaristas de moda que aman su estilo, al que definen como único, fresco, versátil y arriesgado. ¿Su secreto? Su amor y su conocimiento de la ropa "vintage". Antes de que la colección saliera a la luz, todos sabían que iba a ser un éxito.Igual que hizo Kate Moss con su línea para Top Shop, cuando eligió sus prendas preferidas de diseñadores inaccesibles y las reinventó para la cadena de ropa "low cost", Chloé ha pensado en sus propios básicos. El resultado es un "mix" ecléctico. Los que quieran ver la colección completa pueden hacerlo en la web de la tienda: www.openingceremony.us. Y los que la quieran comprar tendrán que ir a una de las boutiques o a los limitadísimos puntos de venta que hay en el resto del mundo. Aviso al consumidor: los estilismos de Chlöe ("leggings" con estampado de leopardo, más falda tubo con cintura alta de cuadros y camisa blanca con pin de rosa XXL) son a veces demasiado arriesgados fuera de Nueva York, pero algunas de sus piezas, combinadas con prendas básicas, pueden funcionar en cualquier lugar del mundo.