Las falsificaciones proliferan con la crisis

Las falsificaciones proliferan con la crisis

Las falsificaciones proliferan con la crisis

El negocio de las falsificaciones logró unas cotas casi históricas en el 2008. La Policía
Nacional y la Guardia Civil intervinieron el pasado año mercancías por valor de 385 millones de euros y se incautaron 7,5 millones de falsificaciones.Un bolso de una marca como Loewe o Gucci, que oscila entre los 300 y 1500 euros baja en un punto de venta ilegal hasta los 50 u 80euros. Por eso, los grandes demandantes de las falsificaciones son los sectores de clase media-baja, que no pueden adquirir este tipo de productos por otra vía.Las marcas colaboran estrechamente con las autoridades para localizar las falsificaciones aunque el trabajo de interceptación lo realizan las aduanas.