Javier Larrainzar, en femenino y singular

Javier Larrainzar, en femenino y singular

Javier Larrainzar, en femenino y singular

Para la temporada primavera-verano 2010, Javier Larrainzar presenta una colección alegre, versátil y muy elaborada, con gran importancia a los tejidos con los que trabaja. Destaca a la seda natural y las transparencias, confeccionadas con gran riqueza de detalles, fornituras de fantasía y formas estructuradas. Todo en colores que van desde el naranja al verde lima, el amarillo, el coral y el rosa.Presenta tres líneas: una muy colorida, otra de contraste blanco, negro y dorado y una línea de baño. En la primera destacan las chaquetas y vestidos repletos de cortes y ecotes asimétricos que esculpen la anatomía de la mujer y la embellece, sin renunciar por ello a la comodidad. También los trajes de chaqueta y falda de tubo en seda natural, ceñidos a la cintura para resaltar la figura femenina, así como los shorts y las transparencias en camisas y blusas. Larrainzar opta por vestidos románticos de seda con mucho vuelo y estampados florales sobre fondos de colores vivos, decorados con pedrería y mucha riqueza de detalles.La segunda línea, en la que predominan los colores blanco roto, negro y dorado, está compuesta por vestidos de fiesta largos, a la altura de la rodilla y cortos, enmarcando la figura de la mujer para presentarla muy femenina.En Moda Baño destacan los complementos (maxibolsos, collares, gafas y pamelas extra grandes). Larrainzar presentó tres diseños de bikini para cualquier tipo de mujer. Un bikini mini en color negro liso, un bikini compuesto por braga de talle algo y sujetador en dorado y un trikini liso negro.